Kali Uchis: Vehemente y femenina latinidad

Existe una idea de identidad latinoamericana que define a esta zona del mundo como cálida y muy pasional. Estas imágenes mentales del ímpetu latinoamericano configuran construcciones únicas cuando se conjuntan con otras formas. No es sorpresa que existan figuras como el latin lover o el chicano, que significan la adaptación de ciertos valores a un entorno para el que no fueron criados.

Kali Uchis, de raíces colombianas moldeadas en Estados Unidos, es una prueba viviente de un híbrido singular entre al menos tres conceptos: lo femenino, lo latino y lo estadounidense. Podría decirse que los primeros dos elementos chocan con el tercero, dadas las ideologías predominantes. Sin embargo, Uchis logra apropiarse de lo anterior para construir una identidad artística sólida.

Kali Uchis. Fuente: Highsnobiety

Karly Loaiza nació el 17 de julio de 1994 en Virginia, Estados Unidos. Su padre, colombiano de nacimiento, migró a Estados Unidos con la firme intención de ayudar económicamente a su familia. Cuando su hija nació, el señor Loaiza decidió que quería para su pequeña la ciudadanía estadounidense, aunque sería criada en Colombia.

Kali cursó la escuela básica en Colombia, pero regresó a Estados Unidos a seguir con la high-school. Ella acepta que nunca fue buena estudiante, y confiesa haberse saltado muchas de las clases para experimentar con el arte visual y la música. Aunado a eso, los problemas con la autoridad siempre fueron su fuerte, a tal punto que su padre la corrió de su casa cuando ella tenía 17 años.

“[La nota] decía: ‘A pesar de que te amo, sigues siendo irrespetuosa. Tienes que aprender cómo es realmente valerte por ti misma. Cuando llegue a casa, no quiero verte. Ve y arréglatelas”, revela Kali Uchis a Fader.

Dormía en su automóvil, experimentando la soledad en carne propia. No obstante, esta soledad le dio la fuerza para crearse una identidad propia, y vio en ella su afirmación de la libertad: poder ser quién realmente era, sin tener que ajustarse plenamente a los valores o costumbres de cualquier grupo de personas, sino más bien adaptarse a ellos según su forma individual de ver el mundo.

En esa versión de libertad a la que Uchis se tuvo que enfrentar, también había camino para crear. Visualmente y musicalmente, Kali Uchis construye una forma única, influenciada por las plásticas estadounidenses, pero con una fisionomía y una forma de expresarse delimitados por lo latinoamericano, vehemencia con la que también explora su feminidad.

En 2013 presenta su primer mixtape, Drunken Babble, después de haber subido varias de sus canciones y videos en las redes. El estilo musical que caracteriza desde entonces a Kali Uchis es un uso de la voz dentro de una estética soul y R&B, sobre una base de hip-hop estilizada con las armonías vocales utilizadas en  el Doo-Wop.

Con respecto a sus influencias, Kali expresa al portal Bandwith:

Realmente soy lo que se dice una artista. Me gusta pintar y hacer collages. Amaba ver las portadas de los viniles… También, mi tía me trajo muchas influencias musicales porque siempre ponía mucha música viejita. Como el cover de “¿Por qué te vas?”, que era una canción que mi tía siempre ponía en la casa. Mi tío siempre ponía cosas como Curtis Mayfield y artistas como esos. Encuentro mucha belleza en ese tipo de música.

La imagen personal también expresa mucho de la identidad que Kali Uchis ha construido a lo largo de su carrera. El video de su canción “What They Say” ha sido uno de los más característicos, ya que formó una imagen mental de Uchis con una minifalda, una ombliguera, las uñas pintadas de colores diferentes, y un arma apuntando a la entrepierna de un chico.

Definitivamente puede ser una decepción, porque cuando me ven, esperan que sea insípida, y tienen la expectativa de que sea una rapera… pero es cool porque nadie que se vea como yo suena como yo… definitivamente parte de que soy capaz de entender cómo funciona el mercado y cómo presentarme a mí misma con el mundo. Sólo con postear fotos de mí misma la gente dirá “Oh, ¿quién es ella?” y luego irán a ver mi música. Si me viera diferente, probablemente a la gente no le importaría tanto o no se interesaría.

Después del lanzamiento oficial de su primer EP, Por vida, Uchis ya lanzó los primeros dos sencillos de lo que será su primer álbum oficial, del cual aún no se tienen muchos datos. “Tyrant”, con la participación de Jorja Smith, sigue el estilo de Kali Uchis, aunque agrega un poco más de hip-hop. “Nuestro planeta”, featuring Reykon, usa la voz soul de Kila para hacer  suya la estética del reggaetón. Ambas canciones dejan la expectativa alta para explorar más de esta colombiana-americana.

Ciencias de la Comunicación. FCPyS, UNAM. Viviendo desde el 96.