El suicidio que aún no es. Wonderful Wonderful de The Killers

 

Wonderful Wonderful

 

The Killers

 

Island / 2017

 

” Now, you will see me one more time if you do good. You will see me two more times if you do bad. Good night.”

Fragmento Mullholland Drive, 2002. David Lynch.

Hago esta referencia a Mullholland Drive y a la escena donde aparece el enigmático personaje del Vaquero, ya que hace algunos años y decepcionado de los últimos dos discos de The Killers, prometí algo similar, que si seguían en su afán de entregar materiales tan insípidos como Battle Born, no volvería a hablar de ellos. Lo mantuve así hasta que escuche “The man” como primer single y entonces decidí darles una última oportunidad…

Hace años, allá por el 2006 con Sam’s Town y precedido de un exitoso Hot Fuss (2004), la banda comandada por Brandon Flowers dominó a la escena al darnos un disco de maravillosos resultados, siendo nombrados por algunos (incluido yo) cómo los sucesores de U2, esto al prometer con canciones sublimes, ser la banda que una generación esperaba.

Con sencillos hechos himnos y con una energía en el escenario cómo en pocas bandas se había visto, algo pasó, hubo un bajón considerable con Sawdust (2007) que a pesar de contener muy buenos elementos no fue del agrado de muchos y eso ya ni hablar de Day & Age (2008) que ya generaba mucha desconfianza por sus forzadas canciones, una ruptura interna y la muerte de un ser cercano a la banda que acabó con una separación temporal.

Luego el destino nos castigó con la carrera solista de Flowers y el regreso de la agrupación de Las Vegas con un frontman que cantaba forzado y con sencillos asquerosos, aburridos y sobre todo pretenciosos en su Battle Born (2012) y su inexplicable Direct hits (2013). En ese momento fue que decidí lo citado al inicio de este texto.

Tras un rato de silencio y luego que éste primer single me ilusionara al dar notas no antes vistas en el cuarteto, esperé las fecha de lanzamiento de Wonderful Wonderful aún y con cuatro singles más que fueron “Run for Cover”, una filtrada “Some kind of love” y una canción muy interesante que da nombre al álbum y una clara referencia a U2,  incluso por momentos a Depeche Mode.

En una composición obscura pero digerible, con una base de bajo poderosa y además una atmósfera que nos hace imaginar y suponer: están de regreso. “The calling” juega con ritmos y texturas y un coro pegajoso que de verdad nos hace creer que tenemos ante nosotros unos Killers que se atreven, que se renuevan y sobre todo que buscan enamorarnos de nuevo. Unos Killers que suenan frescos y muy alejados de la época en la que Brandon Flowers quería cantar más como un artista pop que como un rockstar.

El disco cierra con una canción que emula los tiempos de “All the things I’ve done” por su aire esperanzador y reflexivo, que explota y es acompañada por guitarras sencillas pero emotivas.

Parece que la moda actual obliga a entregar discos breves; Wonderful Wonderful incluye solo 10 canciones y salvo algunos altibajos, presentan un resultado que si bien está lejos de sus primeros álbumes, nos hacen recobrar un poco la confianza al incluir bases de bajo excelsas, samplers y los sintetizadores que en su momento los hicieran unos asesinos seriales.

Ese crecimiento duró poco al alcanzar la cima tan pronto y es probable que no lleguen a dar hits históricos como en su momento lo hicieron con prácticamente todo el Hot Fuss y Sam’s Town, pero hay que tener muy en claro algo, ellos ya no son los mismos y nosotros menos, no soy aquel del 2006 y no tenemos que esperar lo mismo de las bandas que si bien, son por nosotros, estamos lejos de los sucesos que los van marcando, formando, incluyendo el que saldrán de gira con los que quieran hacerlo y no con la agrupación completa.

Un disco que en resumen nos dará algunos momentos agradables y que puede harcenos mirar al pasado, cuando un grupo de cuatro tipos de Las Vegas gobernaron la escena y que de momento, y con todo y entregar un disco de calidad media, me hace a mi escribir de nuevo de ellos. The Killers aún viven, no los den por muertos; quien sabe, tal vez el regreso esté cerca y que mientras tanto y a pesar de todo, abarrotarán el Foro Sol… de nuevo.