Everything Now de Arcade Fire

Everything Now

Arcade Fire

Columbia; 2017

Arcade Fire ha regresado. Esta multitud de músicos canadienses liberó Everything Now, quinto álbum en su historia y uno de los más esperados este año en la escena musical internacional. Con una muy buena campaña de promoción previa al lanzamiento, la banda le anunció al mundo un disco lleno de ritmo, reflexión sobre la vida actual y un sinfín de elementos sonoros que reflejan el constante trabajo en el estudio que tuvieron tras la concepción del reciente estrenado material.

En esta ocasión, Win Butler y Régine Chassange, junto con Will Butler, Richard Reed, Tim Kingsbury y Jeremy Gara entregaron a sus fans 13 tracks en donde las influencias de la música disco y una constante exploración y experimentación con beats electrónicos, progresiones rítmicas y sintetizadores sonando todo el tiempo, se mezclan y dan como resultado un disco que se disfruta por momentos.

Se muestran con lo que saben hacer: explotar todas las posibilidades rítmicas que tengan a su alcance, y de ahí parte la base para todo lo demás. Esta nueva incursión está orientada por todos los involucrados, tanto en la consola como en los instrumentos: Geoff Barrow de Portishead, Steve Mackey d Pulp y Thomas Bangalter de Daft Punk aportaron al disco una dirección que la banda moldeó a su consideración.

La circularidad dada a todo el tracklist es la primera distinción que salta al escucha. Pese a ser un elemento recurrente en el trabajo de la banda, este recurso siempre es bien introducido a la lógica del álbum, que sin duda ya es un toque del grupo desde sus primeros trabajos.

La bienvenida es dada por “Everything_Now (Contiuned)” que te lleva poco a poco al mundo que desencadena “Everything Now”, en el que se explota todo lo que el disco quiere transmitir tanto en su composición musical y en su mensaje que protesta, pero no incomoda lo suficiente. “Sings Of Life” nos mueve un poco con su linea de bajo firme y coros precisos que se fusionan con un enérgico Win Butler tras el micrófono.

Los constantes elementos electrónicos que a Arcade Fire le gusta explorar y utilizar en su música son evidenciados con “Creature Comfort”, donde las secuencias con sintetizadores, distorsiones, y bucles constantes de ritmo eléctrico acompañan un mensaje interesante y a tomar en cuenta sobre como nos percibimos en una cotidianidad apresurada y exigente. Acto seguido nos encontramos con “Peter Pan”,  que baja el furor y desentona un poco con lo construido hasta ahora, pero muestra elementos interesantes que en conjunto resaltan, por momentos.

La misma línea la encontramos con “Chemistry”, que juega con ritmos lentos y que no logra interesar por su lírica, pero que por momentos da buenos destellos de complementación entre, tal vez, elementos de ¿ska o reggae?; un poco de ambos. “Infinite Content” reinicia todo y lo hace más rápido, ruidoso y repetitivo, pero hace que te muevas a su paso para llegar a su continuación, “Infinte_Content”, que vuelve a sacar todo de la dirección tomada para tomar un descanso y escuchar con atención lo que viene después.

La aparición de Régine Chassange con un falsete penetrante al oído en “Electric Blue” le da otro giro a la historia. Notas mayores y su voz son suficientes aciertos para adentrarnos en un mundo con reverb y ecos que crean una atmósfera agradable al que escucha. “Good God Damn” comienza a subir de nuevo la velocidad de los beats, pero con un bajo que los ancla a un sonido denso y serpenteante al oido.

“Put Your Money On Me” juega con voces polífonicas, sonidos techno como en los ochenta y un firme discurso que Win Butler entona mientras Régine juguetea con diferentes ecos y efectos. “We Don’t Deserve Love” comienza a despedirnos: el ritmo cae y juguetea nuevamente los coros constantes y la entrada y salida de Win a un final que se reinicia con una nueva versión de “Everything Now (Continued)”.

El nuevo álbum de Arcade Fire es un nuevo experimento sonoro que muestra la constante búsqueda de la banda por sonidos diferentes y que llenen lo que ellos quieren decirle a cualquiera que escuche. Tal vez dejemos de escuchar estos, a veces, bien logrados experimentos para encontrar la formula final de lo que significa el sonido Arcade Fire. Seguiremos esperando atentos.