Hug Of Thunder de Broken Social Scene. Amistad eterna de un ejército canadiense

Broken Social Scene

Hug Of Thunder

Arts & Crafts / City Slang; 2017

Friendship, ladies and gentlemen”, dijo Kevin Drew al concluir la actuación de Broken Social Scene en el programa de Stephen Colbert y reaparecer así en la televisión tras siete años sin música nueva. No hay mejor palabra para describir a este ejército musical canadiense que “amistad”. Hug Of Thunder no sólo se trata de doce nuevas canciones de una banda que ha tenido en sus filas alrededor de veinte músicos (la mayoría de ellos integrantes de otras agrupaciones o solistas), sino el regreso a la escena de quienes, tal vez junto con Arcade Fire, representan el presente de la música alternativa canadiense.

Debe ser complicado mantener un estilo propio a lo largo de los años y con tantos integrantes, pero la banda de Toronto hace que todo parezca muy sencillo. Quizá el mayor pecado de Hug Of Thunder es que en momentos se escucha saturado, lleno de voces e instrumentos; sin embargo, cuando encuentra el equilibrio es un disco digno de destacar.

La aventura comienza con la instrumental “Sol Luna”, que da paso a “Halfway Home”, la primera canción que los canadienses nos mostraron de su quinto álbum y que se siente como un regreso a casa. Kevin Drew vuelve a fungir como un general al frente de este ejército y su presencia se hace notar en cada canción. Aun así, la riqueza del disco se centra en la combinación de las voces de Leslie Feist, Emily Haines (Metric) y Amy Millan (Stars).

“Protest Song” es la única canción que tiene a Emily Haines en la voz principal y tiene un resultado hipnótico. Es un álbum que se siente natural en todo momento; nada está forzado, se siente como lo que es: un montón de amigos reuniéndose para hacer música. Una de las canciones más agradables es “Stay Happy”, que remite un poco a una canción de jazz.

La batería de “Vanity Pail Kids”, cortesía de Justin Peroff, es excelente para cambiar el ritmo del disco y convertirlo en una marcha. La recta final del disco se vuelve más pacífica al tiempo que Ariel Engle canta “Things’ll get better ‘cause they can’t get worse…” en “Gonna Get Better”. Justo cuando parecía que el álbum iba a concluir de una forma calmada aparece “Mouth Guards Of The Apocalypse”, que tiene una vibra similar a las canciones de Sigur Rós: oscura, intensa y con una voz desgarradora.

Broken Social Scene nos ha demostrado rescatar desde siempre la esencia de una banda: tocar juntos y pasar un buen rato cuando las agendas de todos así lo permiten. El regreso a los escenarios de una agrupación tan diversa y llena de vida, cuyos integrantes tienen un estilo distinto en cada uno de sus proyectos alternos, representa la conjunción de algunos de los mayores talentos de un país clave en la música actual como lo es Canadá.