Jamie Hewlett: de lo irreal a lo auténtico

Gorillaz no es sólo música: su parte visual también tiene mucho que contarnos. Te presentamos a la mitad del dúo responsable de ello.

Jamie Hewlett. Fuente: Ferdaus Shamim/Getty Images

Actualmente, la imagen de una banda parece ser lo más importante para su crecimiento en la escena musical. A partir de lo que manifiesta de sí a través de sus relaciones públicas, su apariencia física, los videoclips, el arte de los discos, su logo, etc., se pretende que la música sea consumida por aquellos que sienten empatía con las personas físicas y su estampa.

La carta de presentación de una banda para quien no conoce su música, en el tiempo que actualmente corre, no es la música en sí misma, si no como se ve, su estilo, su forma de relacionarse. Por ello, a veces llega a cobrar mucha más importancia estructurar una buena estrategia de publicidad que crear una obra de calidad.

En este contexto, dos personas un buen día empezaron a hacer que un segmento del público se cuestionara esta situación. Si muchos de los artistas que se escuchan en la radio son concebidos artificialmente, entonces es posible que una banda no exista, y, que aun así, tenga éxito. Esta idea corrió a cargo de Jamie Hewlett, co-creador de la banda virtual Gorillaz, junto con Damon Albarn.

Jamie Christopher Hewlett es el padre que lo otorgó genes fenotípicos a cuatro personajes muy característicos: Murdoc, Russel, 2D y Noodle. El diseño que les dio vida ha creado un universo ficticio en donde éstos cuatro tienen una banda que, en la realidad, causan un furor impresionante en el público. Una correlación interesante entre lo que existe y lo que no.

Hewlett es un artista de cómics, diseñador y director nacido en Horsham, Reino Unido. Empezó su carrera mientras estudiaba el bachillerato de una manera amateur para, posteriormente en la universidad, crear junto con Alan Martin y Phillip Bond (colaborador en la serie editorial Vértigo de DC) un fanzine llamado Atomtan.

Después de la universidad, en 1988, Hewlett y Martin fueron convocados por la revista Deadline, dedicada a conglomerar cómics de artistas británicos, intercalados entre artículos de música y cultura. Ya con cierta experiencia, los dos jóvenes, sedientos de irreverencia y anarquía, crearon uno de los trabajos de cómic más populares de Hewlett: Tank Girl.

Revista Deadline: Fuente: Ashley Wood/Backwards Compatible

Con el renombre que poco a poco le daba Tank Girl, Hewlett empezó a trabajar en más proyectos dentro del mundo del cómic, y, como la naturaleza de Deadline le daba acceso a ello, empezó a colaborar en algunos artwork para bandas musicales. Para 1992, Hewlett era reconocido como uno de los mayores y mejores creadores en la industria del diseño.

Mientras esto tenía lugar, en 1990, una persona de nombre Graham Coxon, como fan del trabajo de Hewlett, pidió que le realizara una entrevista a la banda que recién había formado para verla publicada en Deadline. La banda de Coxon tenía como nombre Blur, la cual contaba con Damon Albarn como integrante.

A pesar de la primera impresión no tan grata que se causaron, Albarn y Hewlett terminaron compartiendo un departamento en 1997. Y fue en ese periodo cuando, mientras estaban en casa viendo MTV, se percataron de que todo lo que se presentaba en la pantalla carecía de sustancia, y decidieron que tenían que hacer algo al respecto.

Jamie Hewlett (izquierda) y Damon Albarn (derecha). Fuente: Astrid Stawiarz/Getty Images)

En una entrevista, Hewlett y Albarn recibieron un comentario acerca de cierta paradoja: a pesar de ser una banda “no-real”, Gorillaz era mucho más real que cualquier boyband, a lo que Hewlett respondió: “Exactamente. Si vas a pretender ser alguien que no eres – que es el punto de ser un rockstar– entonces, ¿por qué no inventar personajes falsos y hacer que hagan todo por ti?”.

Y lo que logró Hewlett a partir de sus diseños, fue dotar de personalidad a cuatro personajes, impregnándolos de su propio sentir y forma de ser. 2D y compañía son la representación de la música de Albarn y la imagen personal que Hewlett quiere que el público vea, sin dejar explícito que es él quien está hablando. La comunicación es a partir de trazos.

En su serie de cómics Tank Girl, Hewlett muestra una explosividad que se inspiraba en la agresividad e irreverencia del movimiento punk. “Era fácil, en los politizados finales de los ochenta e inicios de los noventa, identificarse con la actitud agresiva de Tank Girl, su humor atrabancado y su sexualidad”, refiere el blog Dan Thompson Studio.

Tank Girl. Fuente: Fabio Fucci/Pinterest

La historia mostraba, a partir de visuales tendentes al desacato, la desorganización, la anarquía, el absurdo y la psicodelia, a una chica llamada Rebecca Buck, quien maneja y vive en un tanque de guerra. Sus aventuras se trazan en una sociedad post-apocalíptica, y se enfocan en su vida como una rechazada por la sociedad y la política, acompañada siempre por Booga, su enamorado novio canguro mutante.

Este estilo se ve reflejado también en sus otras obras. Monkey: Journey to the West es una adaptación de la novela de Wu Cheng’en. Esta obra está producida bajo la dirección de Chen Shi-Zheng, con las colaboraciones creativas de Albarn y Hewlett. El desarrollo de éstos últimos sigue alcanzando nuevas escalas en las formas de innovación de distintas historias y plataformas.

Monkey: Journey to the West. Fuente: New York Theater

En entrevista para Consequence of Sound, acerca de sus influencias, Hewlett declaró:

“Solía leer la revista Mad, en realidad. Cuando Alfren E. Neuman dirigía Mad, solía ser un gran fanático de artistas como Brune, Mort Drucker, Jack Davis y todo eso cuando era más joven. Y un montón de artistas peculiares también. Estaba ese artista particular llamado Giles, quien solía hacer tiras satíricas en los diarios, y amaba su trabajo”.

Esta forma de agredir a lo que podrían ser las buenas costumbres y lo establecido es lo que caracteriza el trabajo de Jamie Hewlett. Su estilo se define bajo la influencia de distintos dibujantes, fusionado con su necesidad de decir algo con su técnica, algo que sea real y que choque con las mentes de sus receptores. Esto fue lo que le llevó a ganar en 2006 el premio de “Diseñador del Año” por parte del Desing Museum.

Actualmente, Hewlett no ha parado en cuestión de proyectos. La última noticia suya es que Gorillaz lanzará su nuevo álbum, Humanz, el 28 de abril. Contará con participaciones como las de Jehnny Beth de Savages, Benjamin Clementine, De la Soul, Pusha T y Danny Brown. Su primera escucha será lanzada por medio de una App, en lo que Albarn describe como “una grabación de fiesta acerca del mundo volviéndose pinches loco”.

Se puede estar seguro que el trabajo conjunto de Jamie Hewlett con Damon Albarn dará frutos al retorcer las mentes de sus escuchas, penetrando a través de las imágenes creadas de manera totalmente artificial, pero generando un sentimiento real de querer romper los escrúpulos propios. Todo ello para poder hacer de lo irreal algo tangible.