Brasil tiene riffs: cuatro bandas

Cuando pensamos en la música brasileña nos suele llegar a la mente el colorido del carnaval repleto de samba en la playa, pero la escena musical de este país sudamericano es realmente extensa. El rock se ha convertido en un idioma universal y Brasil ha tenido grandes representantes a lo largo de la historia. Estos últimos años no ha sido la excepción.

Uno de los mejores ejemplos es Carne Doce, una banda que le ha puesto un toque sombrío al país de los carnavales desde el 2009. La voz de Salma Jô es intensa y sumamente agradable aunque no sepamos portugués. Esta banda nos presenta un rock muy bien hecho, fácil de digerir, lleno de energía y de emoción, de esa que no se ve tan seguido. Pertenece a la nueva ola de sudamericanos que la están rompiendo y merecen seguirla rompiendo también por estos rumbos.

Otra de las agrupaciones que se encargan de poner el nombre de Brasil en alto es Scalene. Se trata de un grupo, originario de la capital, Brasilia, cuya música tranquila tiene el poder de inspirar y relajar. Pareciera que se trata de música originaria de un país con clima frío, pero sin dudas es una gran muestra de la diversidad de sonidos que podemos encontrar en el país de los carnavales. Su influencia del rock británico y estadounidense es evidente; sin embargo, logran darle a su música un estilo muy peculiar, sobre todo gracias a sus letras en portugués. Han sido parte de Lollapalooza Brasil y del festival SXSW de Texas.

Boogarins es otra de las bandas que llenan de dinamismo y variedad a la escena musical brasileña. Su música podría clasificarse como rock psicodélico, ya que sus guitarras son intensas y distorsionadas. Su estilo es similar al de las agrupaciones australianas de rock psicodélico que han surgido en los últimos años. Nos hacen recordar el clima cálido de su país pero de una forma muy distinta a la que Brasil nos tiene acostumbrados.

Por otro lado, O Terno es una banda que presenta un estilo más tropical en algunas canciones, pero conserva las guitarras y la esencia del rock. Es una agrupación interesante y arriesgada, ya que no tiene miedo de cambiar de ritmos constantemente y en su discografía se puede escuchar música muy distinta entre sí. Todo esto acompañado por coloridos videos y unos integrantes que derrochan estilo.

Brasil es más que favelas, futbol y carnaval. También es una gran exponente del rock de nuestro continente y, a pesar de que es de los pocos países americanos en los que no se habla español, tiene mucho que ofrecer. No hay que limitar a nuestros oídos a escuchar música en inglés y en español. Hay mucho talento que la rompe en portugués.

Deja un comentario