Los 20 mejores discos del 2016

El 2016 trajo producciones discográficas bastante interesantes. Próximos clásicos, marcadores de tendencias, nuevos sonidos y renovaciones para bandas y solistas que hacen que este año resulte catártico para la escena internacional de la música. Te presentamos los 20 mejores discos del 2016, que sin duda es un año que ha marcado a la música muy profundo.

  • Radiohead – A Moon Shaped Pool

Radiohead lleva diez años de gozar de una libertad productiva, creativa y económica que quizá sea única en el mundo. Esto es lo que podemos escuchar en sus últimos tres álbumes: una banda haciendo música por el mero riesgo de hacerla, (casi) sin desesperación por agradar al público (aunque aun así lo consiguen). En A Moon Shaped Pool se percibe a un Radiohead tratando de escapar a cualquier tipo de atadura, más alejados que nunca del rock convencional.

AMoonShapedPool

 

  • Nick Cave & The Bad Seeds – Skeleton Tree

La muerte está alrededor de nosotros todo el tiempo, es inevitable y el único camino certero en nuestra corta vida en el mundo. Nick Cave lo sabe, lo traga crudamente, lo reflexiona y nos da su veredicto con su última producción discográfica: Skeleton Tree. El sonido del luto está lastimosamente representado en la placa número 16 de Cave y sus Bad Seeds.

skeletontree

 

  •  David Bowie – Blackstar

Cuando Blackstar apareció en enero de este año, no imaginamos que David Bowie moriría sólo unos días después. Así, el que de por sí es un gran álbum, cobró otro significado al convertirse en la carta de despedida del hombre más importante en la música durante los últimos 40 años. Uno de los mejores discos en una carrera fascinante.

blackstar

 

  • Beyoncé – Lemonade

El álbum visual Lemonade ha llegado en el momento perfecto para todos aquellos que atraviesan un momento difícil en su relación o en conflicto consigo mismo, y buscan esa “inyección” de sanación.

lemonade

 

  • The Avalanches – Wildflower

El segundo álbum de una banda a menudo se percibe como la prueba de fuego. Después de dar una buena impresión con su debut, muchas de ellas se desinflan en la segunda entrega, sin poder responder a las expectativas. Y ahí está la clave: expectativa. Durante 16 años, Since I Left You se convirtió poco a poco en un álbum de culto, y la falta de nuevo material sólo acrecentaba esa condición.

Wildflower_Avalanches_cover_art

 

  • Savages – Adore Life

El segundo álbum de estudio de Savages es más ruidoso, más distorsionado y mucho más complejo que su antecesor. Las letras han evolucionado completamente, la rudeza y precisión de estas chicas londinenses han hecho estragos en su música que poco a poco va abriendo paso en la escena internacional.
adorelife

 

  • Kendrick Lamar – untitled unmastered

El año pasado Kendrick Lamar conquistó el mundo con To Pimp a Butterfly, su obra maestra. En una especie de jugada a la Kid A/Amnesiac, el de Compton decidió continuarlo con esta compilación de demos no lanzados que, aun así, resultan impresionantes. Ocho tracks que continúan la exploración de Lamar entre el jazz y el hip-hop.

untitledunmastered

 

  • Iggy Pop – Post Pop Depression

Post Pop Depression de Iggy Pop es un destello de genialidad que mezcla muchos años, muchas influencias y una forma concreta de concebir y hacer rock, que saca a este hombre de 68 años de una zona de confort que lo cobija desde hace mucho tiempo, pero que al parecer no le impide saltar y aventurarse a hacer música un poco diferente a lo que acostumbra.

Portada Post Pop Depression

 

  • Exploded View – Exploded View

Su álbum debut envuelve en atmósferas oníricas, lúgubres, que hacen imaginar repetidamente paisajes fríos y sombríos, pero extremadamente bellos. La voz de Anika te guía para acariciar las guitarras lentas a punto de explotar e introducirte en una hermosa oscuridad. Así es el disco de Exploded View, grabado en algún lugar de la colonia San Rafael.

exploded

 

  • PJ Harvey – The Hope Six Demolition Project

The Hope Six Demolition Project es una maravilla. La variedad de estilos en las canciones convergen de buena manera en el todo, alejándose del sonido orgánico de Let England Shake. En esta nueva entrega hay guitarras distorsionadas y saxofones disonantes. El sonido es lascivo y temerario. Y, paradójicamente, es en la música donde encontramos esa valentía y esperanza ausentes (y necesarias) en las letras.

PJ Harvey

 

  • DJ Shadow – The Mountain Will Fall

Un ir y venir sonoro es lo que nos espera a lo largo de The Mountain Will Fall, la más reciente producción discográfica de este músico proveniente de California, Estados Unidos. El disco es una mezcla de ritmos, texturas y sensaciones poco exploradas en el vasto mundo de la electrónica, con el toque característico de DJ Shadow: la constante y cambiante experimentación y fusión de elementos musicales.

Portada de The Mountain Will Fall

 

  • Leonard Cohen – You Want It Darker

El segundo Blackstar del año. Este álbum siempre estará ligado a la muerte de Leonard Cohen, quien semanas antes de su lanzamiento se había declarado listo para morir. Otra carta de despedida, donde uno de los más grandes poetas de la música pone las cosas en orden mientras reconoce estar fuera de la jugada. Brutal y hermoso.

youwantitdarker

 

  • Jenny Hval – Blood Bitch

“It’s about vampires, it’s about blood”, puede escucharse más o menos a la mitad de Blood Bitch. Jenny Hval creó una obra conceptual experimental sobre la menstruación, justo en un tiempo en el que parece que la discriminación hacia las mujeres no ha desaparecido del todo. La música es hermosa y refuerza el mensaje: “Don’t be afraid, it’s only blood”.

bloodbitch

 

  • ANHONI – HOPELESSNESS

Después de reaparecer ante el mundo con su nueva identidad, ANOHNI se distancia de su trabajo con The Johnsons para adentrarse en un denso sonido electrónico. Su voz alcanza nuevas dimensiones expresivas mientras canta letras cargadas de mensajes políticos nada forzados. Un disco que refleja el horror que se puede sentir por este mundo.

hopelessness

  • Brian Eno – The Ship

Escuchar el trabajo musical de Brian Eno siempre es un emocionante acertijo por descifrar. Al parecer, la premisa principal de su quehacer musical es estar un paso adelante de lo esperado, moviendo constantemente la percepción que pocos creen tener sobre su trabajo en el estudio de grabación y que The Ship reafirma cada minuto.

Portada del álbum "The Ship" de Brian Eno

 

  • Mitski – Puberty 2

    Puberty 2 es el cuarto álbum de Mitski, pero el primero que la lanza a la popularidad. Un disco de esos personales, que reflejan toda la ansiedad y la depresión de un artista y se convierten en declaraciones de vida. Un relato de la lucha por ser feliz en los veintitantos con guitarras y arreglos sencillos que se agradecen entre tanta pretenciosidad sonora.

Erika_12JKT EPS_r3

 

  • Solange – A Seat At The Table

La menor de las hermanas Knowles entregó una obra conceptual de R&B sobre la alegría y las dificultades de ser una mujer afroamericana. Los comentarios sociales se mezclan con letras sumamente personales, mientras que la música demuestra su madurez como compositora.

solange_cover

  • Warpaint – Heads Up

Al escuchar a Warpaint dos años después de su segundo álbum de estudio con la formación actual, encuentro muchas influencias que se han pulido y perfeccionado unas a otras, haciendo que el sonido de este grupo sea el más autentico en lo que va del año. Con el lanzamiento de Heads Up, su más reciente producción discográfica, podemos vislumbrar un cambio notorio en su música.

Portada de "Heads Up"

  • Bon Iver – 22, A Million

Después de 5 años de ausencia, Justin Vernon regresó con un disco diferente a sus trabajos anteriores. Su típico sonido acústico se mezcla orgánicamente con elementos electrónicos y voces distorsionadas. 22, A Million es un ente que se construye y destruye a sí mismo a lo largo de 10 extraños y hermosos tracks.

22amillion

  • Angel Olsen – My Woman

Hace un par de años, Angel Olsen era conocida como una prometedora cantante más cerca del folk y el country. Pero en My Woman nos entregó una obra concentrada y contundente que viaja entre el rock y el pop con una extrema confianza. Las letras son profundas y demuestran el crecimiento personal y artístico de Olsen.

mywoman

Deja un comentario