Crónica de un fin de semana de Corona Capital

Texto por: Mayte Piña, Juan Roilan y Adrián Jiménez Solórzano.

Con el sol entre nubes y en ocasiones presente, el Corona Capital en su edición 2016 fue todo un maratón para los asistentes que se dieron cita en la Curva 4 del Autódromo Hermanos Rodríguez. La apuesta tanto por propuestas nuevas como por reunir a algunos de los mejores exponentes de la escena internacional actual en dos días -en especial el segundo- era el reto a vencer. Pese a los horarios apretados y pequeños retrasos en algunos escenarios, el festival fluyó de manera satisfactoria. Esta vez, hay que decirlo, el line up fue una gran mejora respecto al año anterior, la organización no sufrió contratiempos y la lluvia nos dejó en paz. Ya esperamos el otro año. Esto fue lo que más disfrutamos en el Corona Capital 2016.

Sábado 19

Edward Sharpe and The Magnetic Zeros

Con problemas de sonido, la agrupación liderada por Alex Ebert salió con 15 minutos de retraso, ocasionando molestias entre los fans (y los que sólo estaban ahí para escuchar “Home”). Iniciaron con una versión soundcheck de “Better  Days” para ajustar el sonido del piano y el resto de su presentación fue corta, pero energética.

Una rápida revisión de éxitos como “Man on Fire”, “40 Day Dream” y “I Don’t Wanna Pray” prepararon a la audiencia para recibir la sorpresa de la noche: un coro de niños de Ecatepec que serían los encargados de darle el toque especial a “Home”.

En todo momento, Alex Ebert intentó involucrarse con el público y los invitó a compartir historias, incluso preguntando qué canciones querían escuchar. Para finalizar, demostró su amor por México cantando “Cielito lindo”, una de sus canciones favoritas aunque pareciera cliché.

…and then they came on stage to sing #home and Cielito Lindo. Cheeks still hurt from smiling. #coronafest

Una foto publicada por EdwardSharpe&TheMagneticZeros (@esmzeros) el

Band of Horses

Band of Horses es una banda que se debe de disfrutar en vivo. En cada presentación, la banda derrocha una gran cantidad de energía que disimula perfectamente su lado deprimente. Viejos éxitos como “Islands on the Coast”, “Is There a Ghost?” y “The Great Salt Lake” sirvieron para calentar el ambiente de la gran multitud reunida en el escenario Corona Light.

Las consignas políticas no se hicieron esperar y Ben Bridwell exclamó: “Saben que casi todos los americanos amamos a los mexicanos, ¿verdad? ¡No escuchen a Donald Tump!”. Sin duda alguna, la noche llegó a otro de sus tantos clímax con la entonación de “No One’s Gonna Love You” y “The Funeral” y terminó con un agradecimiento a todos los miembros de su equipo técnico, pues fue la última fecha del tour para promocionar Why are you ok?, su último material.

Haim

Haim es un grupo extraño. Su música en general está orientada al pop, y su sonido en estudio dista mucho de lo que uno se encuentra en sus presentaciones en vivo. Presentándose por segunda vez en el Corona Capital, las hermanas Danielle, Este y Alana demostraron que cualquier prejuicio es inservible cuando de música se trata. Con una buena cantidad de asistentes que esperaban verlas (aunque unos ya apartaban lugar para The Killers), Haim salió al escenario Corona casi en punto de las 8:15.

Desde la primera canción, “If I Could Change Your Mind”, se notó la gran seguridad y capacidad de estas tres hermanas de Los Angeles. Con un set corto pero contundente, Haim se echó a la bolsa a todos los presentes. Un cover de Prince (“I Would Die 4 You”), y un par de canciones nuevas aderezaron el concierto que consistió en los tracks más queridos de su único álbum. “Don’t Save Me”, “The Wire” y “Falling” fueron de las más coreadas, para cerrar con un ensamble de percusiones ejecutado por las tres Haim. Si alguien no se terminaba de convencer de que le gustaban, seguro ese fue el momento.

we obviously couldn’t find our chill last night WE LOVE YOU MEXICO CITY

Una foto publicada por HAIM (@haimtheband) el

Richard Ashcroft

El año pasado, Richard Ashcroft sorprendió a las masas cuando se subió al escenario solamente con una guitarra acústica. En esa ocasión, prometió volver con una banda completa y este año cumplió su promesa. Inició su show con “Break the Night with Color” y agradeció al público mexicano por darle fuerzas para continuar y grabar These People.

El escenario Doritos relativamente vacío recibió a un Richard Ashcroft calmado y entregado a tocar sus canciones, la mayoría en versiones extendidas. El público no mostró entusiasmo por sus canciones como solista, mucho menos por las más actuales, y pareció que todos estaban ahí para escuchar “The Drugs Don’t Work” y “Bittersweet Symphony”.

Air

El escenario Doritos fue el encargado de recibir a Air, banda francesa que quizá no es muy popular en nuestro país, pero tiene credenciales de sobra para ser headliner. El dúo formado por Nicolas Godin y Jean-Benoít Dunckel se hizo acompañar por dos músicos (baterista y tecladista) para dar forma en vivo a su exquisito sonido. Desde que sonaron los primeros acordes de “Venus”, los asistentes supimos que este sería un set intimista, ejecutado para escuchar y sentir.

Y así fue por hora y media, en la que Air interpretó majestuosamente piezas como “Don’t Be Light”, “Cherry Blossom Girl”, “Talisman”. Mientras Dunckel permanecía detrás de su arsenal de teclados, Godin intercambiaba entre guitarra, bajo y teclado, incluso tocando el banjo en “Alpha Beta Gaga”, siempre con una maestría impresionante. El público, aunque quizá no era tan numeroso como con otros headliners, se entregó a la banda. Casi al final vinieron los éxitos “Kelly Watch The Stars” y “Sexy Boy”, para cerrar con une excelsa “La Femme d’Argent”. Si de calidad musical hablamos, fue lo mejor del sábado.

corona2016-5
Fotografía obtenida del facebook oficial del festival

The Killers

La gente llegó al escenario Corona con mucho tiempo de anticipación para ver a uno de los actos principales de la noche del sábado y, en punto de las 11:00, el terreno se convirtió en una pista de baile con “Spaceman” y “Somebody Told Me”. De nueva cuenta, Brandon Flowers se encargó de motivar a los mexicanos al declarar: “No importa quienes sean nuestros presidentes, todos somos americanos”.

La presentación de la banda de Las Vegas fue una revisión de sus éxitos más grandes, sin entregar alguna probada de nuevo material ni alguna declaración de lo que estará por venir. Sin embargo, entregaron un par de sorpresas, como un cover de “Can’t Help Falling in Love” de Elvis Presley y un poco de “Something” de The Beatles en medio de “A Dustland fairytale”. De igual forma, ayudaron a que el frío desapareciera entre tanto  calor humano y entre tanto baile ocasionado por canciones como “Human” y “Shadowplay”; para rematar, la noche terminó con “When you Were Young” y “Mr. Brightside”, dejando al público con ganas de regresar al día siguiente.

Fotografía obtenida del Facebook oficial de la banda
Fotografía obtenida del Facebook oficial de la banda

Domingo 20

Super Furry Animals

Esta banda de Gales no es la más popular en nuestro país, pero el domingo congregó a una buena cantidad de seguidores. Con unos quince minutos de retraso, Gruff Rhys y compañía salieron al escenario Corona Light con la actitud desenfadada que les ha caracterizado por 20 años. Con “Slow Life” se notó la fuerza musical de este grupo, que no necesita de mucho aspaviento para entregar su música a los asistentes.

La psicodelia se hizo presente con canciones como “(Drawing) Rings Around The World”, “Hello Sunshine”, “Juxtapozed With U” o “Bing Bong”. La excentricidad tampoco faltó y pudo verse en los trajes blancos que portaba la banda, el casco de Power Ranger rojo que usa Gruff Rhys y los letreros con instrucciones para el público. El breve pero intenso set terminó con “The Man Don’t Give a Fuck”, canción perfecta para poner a saltar al público, en la que la banda apareció con trajes que los hacían parecer… animales súper peludos. Una presentación nostálgica pero interesante para las nuevas generaciones.

Nunca podremos agradecer las hermosas sensaciones que generaron, @superfurrys #CoronaCapital16 ??

Una foto publicada por Corona Capital (@coronacapital) el

Eagles of Death Metal

El escenario Doritos tuvo la oferta más diversa del festival. En este escenario se dio cita la banda Eagles of Death Metal, que pese a la ausencia de Josh Homme, reunió a verdaderos fans que cantaron cada una de las canciones de esta banda proveniente de California, EUA. Con éxitos, consignas políticas y una decente presentación, la banda californiana resultó ser una de las propuestas decentes del festival, sin llegar a tener una gran presentación. Temas de su más reciente producción y un cover de “Moonage Daydream”, a manera de homenaje para David Bowie, sonaron por poco más de una hora mientras la noche iba apareciendo.

corona2016-2
Fotografía obtenida del facebook oficial del festival

Warpaint

Warpaint hizo lo suyo en el escenario Corona Light, el cual se encontraba custodiado por fans y asistentes que esperaban la presentación de Kraftwerk en el mismo stage. Con ritmos de diverso tempo, guitarras llenas de efectos, bajos consistentes y la energía a tope, estas chicas provenientes de Los Ángeles hicieron bailar a las personas que se dieron cita en su presentación, con éxitos y casi toda su nueva producción discográfica: Heads Up.

Sin duda, Warpaint fue una de las presentaciones de mayor calidad en el festival, un tanto por lo sencillo y conciso de su sonido, de su presentación y ejecución. Sin la necesidad de atuendos fuera de lo común, coreografías o algún otro efecto en el escenario, la banda resultó ser una de las más esperadas y una de las sorpresas del festival. Sólo con algunos visuales y sus instrumentos deleitaron al público que se dio cita para escuchar su propuesta.

Grimes

No cabe duda que la popularidad de Grimes ha crecido considerablemente y ha alcanzado círculos que cada vez más diferentes. Esto pudo verse en el numeroso (más del que había para, digamos, Air) y diverso público que se congregó para su presentación. Algo interesante de esta artista canadiense es que nunca se sabe qué esperar con ella, y así fue en esta ocasión. Comenzó a sonar “laughing and not being normal” y una bailarina salió a adornarla con sus movimientos. Luego Claire Boucher apareció y abrió su set con “Realiti”.

El de Grimes no fue un concierto, fue un show. Acompañada por dos bailarinas y una tercera que también tocaba algunos instrumentos y hacía coros, ella se dedicó a cantar, tocar y bailar para un público totalmente entregado a ella. Su set consistió principalmente de canciones de Art Angels, pero también incluyó algunas de Visions y el sencillo “Go”. Sí, hubo voces grabadas, y no toda la música es en vivo, pero pensar que eso está “mal” es querer juzgar a Grimes bajo criterios que no aplican en su trabajo. Lo que sí dejó claro es la gran pasión que tiene por su arte y eso se agradece de cualquier artista.

Suede

El britpop se hizo presente la segunda noche del festival. Suede subió al escenario para entregar una presentación enfocada a los fans y a la promoción de su más reciente producción discográfica: Night Thoughts. Su setlist estuvo mezclado entre los éxitos que los dieron a conocer a principios de la década de los noventa y de su reformación de 2010 con la nueva música que se originó en ese periodo, todo esto con algunas de las canciones de su nuevo álbum, por el cual se encuentran de gira.

“Beautiful Ones”, “Trash”, “Heroine”, “No Tomorrow” y más sonaron en el escenario Corona que presentó poca convocatoria, pese a ser la penúltima banda en subir al stage principal del festival. Esto no importó a la banda y mucho menos a los fans que pudieron disfrutar de la banda muy de cerca y de la cercanía que Brett Anderson tuvo con ellos.

corona2016-3
Fotografía obtenida del facebook oficial del festival

Kraftwerk

Una de las presentaciones más esperadas en el festival se dio en el escenario Corona Light. Kraftwerk, la legendaria banda de electrónica proveniente de Alemania hizo su aparición frente a un devoto público que abarrotó las inmediaciones del escenario, ocupando cada centímetro cerca del mismo. Todo el mundo fijaba la mirada al escenario y a las 4 consolas que se instalaron en él, la mayoría con lentes 3D de papel; ya fuera de fabricación casera o con la leyenda de “Kraftwerk” a los costados, eso no importaba, lo fundamental era no perderse la presentación y los visuales 3D de la banda, lo cual fue una buena combinación.

Pese a los tropiezos técnicos que se presentaron al comienzo del concierto, el cuarteto pudo solucionarlo y entregaron al público piezas como “The Man Machine”, “The Model”, “Tour de France”, “The Robots” y otras más que seguramente le volaron la cabeza a más de uno en el lugar.

LCD Soundsystem

El Corona Capital estuvo lleno de actos fabulosos, pero sin duda LCD Soundsystem se llevó el evento por completo. La expectación por acudir a la cita con la banda de James Murphy era grande y fue cumplida y superada. Desde que Kraftwerk se presentaba enfrente, los alrededores del escenario Corona ya se encontraban llenos de gente lista para recibir a los neoyorquinos. No importó que el set comenzara tarde (casi a la media noche), nadie se movió de su lugar. LCD Soundsystem apareció y todo lo que se esperaba del Corona Capital cobró vida.

Con interpretaciones potentes, precisas, llenas de energía, la banda puso a bailar a los fans y a los no tanto, y convirtió el escenario en una fiesta de enormes dimensiones. Las canciones se extendían por varios minutos y la gente no paraba de moverse al ritmo que les era ofrecido. Una bola disco gigante colgaba de lo alto del escenario y la pantalla mostraba visuales alucinantes. James Murphy con pocas y sinceras palabras, logró formar un vínculo con el público. La fiesta se extendió hasta pasadas la 1:30 de la mañana, cuando interpretaron su himno “All My Friends”. Con la promesa de volver “el otro año o algo así”, LCD Soundsystem demostró que volver del retiro fue la mejor decisión.