Wilco: Schmilco

Wilco

Schmilco

dBpm; 2016

Hace apenas un año, Jeff Tweedy y compañía entregaban Star Wars, un álbum que demostró la capacidad de la banda para reinar en los terrenos que ya tenían dominados y meter una dosis de experimentación. Ahora entregan Schmilco, material que nació en las mismas sesiones de grabación, pero es totalmente opuesto.

El décimo disco de la banda de Chicago llegó de forma sorpresiva. Mientras Tweedy estaba ocupado dando conciertos como solista, declaró que había música nueva para este año, pero no sabía cuándo ni cómo saldría. El primer aniversario de Star Wars marcó también el anuncio del nuevo álbum, acompañado de una descarga gratis de “Locator”, además de anunciar “If I Ever Was a Child” como el primer sencillo.

Schmilco es una muestra de la capacidad creativa de Jeff Tweedy. Es material acústico y nostálgico que refleja la introspección y las ganas de mostrar un lado más personal. “Normal American Kids” se encarga de abrir y llevarnos inmediatamente a la infancia, a sentirte diferente del resto y cuestionar tu lugar en el mundo. Siguiendo el hilo, comienza “If I Ever Was a Child” que habla sobre los cambios que atravesamos para encontrar nuestra personalidad.

Cabe destacar que el nombre del álbum es un homenaje a Nilsson Schmilsson de Harry Nilsson de 1971. Mientras que la portada es obra del artista catalán Joan Cornellà, famoso por ilustrar tiras cómicas de periódicos con tintes de humor negro y surrealismo.

“Cry All Day” y “Common Sense” son probablemente las canciones más Wilco del disco. La batería, la guitarra eléctrica y los sintetizadores se encargan de dar ritmos más movidos y de preparar a la audiencia para lo que viene, sin dejar de lado el mensaje importante de las letras. En la primera, Tweedy quiere dejar ir, aceptando el sufrimiento y la tristeza que lo dejará llorando todo el día. En “Common Sense”, el vocalista pide eso: un poco de sentido común.

“Someone to Lose” es una canción que habían dado a conocer previamente y fue una excelente elección ya que tiene tintes del clásico sonido Wilco. Además, hace notorio que con cada track vamos avanzando en una etapa de la vida de Jeff Tweedy, pues es la que funcionaría como break up song de alguien que te hizo daño y no le deseas precisamente felicidad en sus relaciones futuras.

wilco-2016

Irónicamente, “Happiness” es la canción más oscura de Schmilco. Es una melodía triste sobre la muerte, su madre, la nada y una gran lección de vida: “Happiness depends on who you blame” (La felicidad depende de a quién culpas). Por otro lado, “We Aren’t the World (Safety Girl)” es la más optimista del álbum: no eres nada, pero tienes a alguien que te acompaña y juntos lo son todo.

“Just Say Goodbye” cierra Schmilco nuevamente regresando al tema de dejar ir. Sí, es difícil, pero Tweedy considera que hay que hacerlo, no importa qué tan difícil sea, sólo así podemos liberarnos.

Schmilco es un conjunto de canciones bien logradas y concisas. En general, son pistas cortas que pasan rápido, pues dura tan sólo 36 minutos. Bien podría pasar desapercibido por su sencillez, pero ahí está el secreto para encontrarle la belleza y dejar que se convierta en un álbum que nos acompañe en cualquier etapa de la vida hasta alcanzar la maduración, como Wilco lo ha logrado.

 

Deja un comentario