Lo que dejó el Hell And Heaven 2016

Texto por: Alejandro González y Ángeles Orduña

Llegadas las dos y media de la tarde, a las afueras del Autódromo Hermanos Rodríguez se empezó a vislumbrar lo que sería una fiesta inolvidable durante la quinta edición del Corona Hell And Heaven Fest 2016, el cual en esta ocasión presentó a bandas de talla internacional reconocidas y probadas en el mundo del metal, como Rammstein, Five Finger Death Punch, Ghost, Twisted Sister y Epica, por mencionar algunas.

Las melenas largas, playeras negras, botas hasta las rodillas y chalecos con parches de un sinfín de agrupaciones no se hicieron esperar. Un conglomerado incontable de individuos afines a este género empezó a ingresar al festival para ver a sus bandas favoritas, no sin antes echarse unas cuantas chelas, las cuales son casi obligadas a la hora de presenciar esta clase de eventos.

Tristemente, la prensa que llegó a cubrir el evento no contó con la misma suerte, pues si algo se le puede recriminar –quizá lo único- al Hell And Heaven fue la penosa desorganización para acomodar debidamente a los responsables de darle una cobertura mucho más amplia. Una espera de casi tres horas le impidió a la gran mayoría de los medios cubrir el evento desde el principio hasta el final.

A eso del cuarto para las siete, por fin pudieron entrar las más de 350 empresas informativas al recinto. En el camino hacia los escenarios principales, el Hell Stage y el Heaven Stage –que se encontraban uno al lado del otro-, ya se podía respirar el ambiente pesado y lleno de energía. Además de las respectivas tiendas de mercancía, había algunas mujeres disfrazadas de demonios atrapadas en jaulas flotantes, las cuales se tomaron fotos hasta el cansancio con toda la fanaticada.

hh16-6

Ya en el Hell Stage, Dragonforce fue el aperitivo para empezar a calentar motores dentro de lo que más adelante sería una gran fiesta. Con canciones como “Cry Thunder”, “Valley of the Damned” y la icónica “Trough the Fire and Flames”, la banda inglesa mostró su poderío con grandes solos de guitarra interpretados por el dúo conformado por Herman Li y Sam Totman, quienes acompañaron a la perfección la agudísima voz de Marc Hudson. El verdadero show había comenzado.

Tiempo después, en el Heaven Stage, el grupo sueco Amon Amarth comenzó a hacer lo propio dentro de su espectáculo. Con un casco vikingo a sus espaldas, el cuarteto presentó un setlist dispuesto a atrapar al público que quizá no los conocía del todo; “War of the Gods”, “Raise your Horns”, “Guardians of Asgaard” y “Twilight of the Thunder God” fueron las piezas que encendieron de una forma mucho más significativa al público, esto sin contar la pelea entre guerreros celtas que la banda montó durante una parte de su tocada.

Como si estuviesen sincronizados, al término de Amon Amarth, Epica inició su cátedra de metal sinfónico lleno de melodías dulces combinadas con gritos poderosos y penetrantes. Comandados por la rompecorazones Simone Simons, el grupo holandés dejó un buen sabor de boca con su actuación, en la cual interpretaron hits como “Cry for the Moon”, “Sancta Terra”, “Unchain Utopia” y “Consign to Oblivion”.

hh16-2Posteriormente, un cónclave religioso se hizo presente en el Heaven Stage con la figura de Ghost. El Papa Emeritus III y sus Nameless Ghouls dieron una muestra de su metal más obscuro con canciones como “Absolution”, “Mummy Dust” y “Monstrance Clock”, además de ser partícipes de una silbatina generalizada cuando el Papa le dedicó una pieza musical al norteamericano Donald Trump.

hh16-3

La banda estadunidense Five Finger Death Punch no decepcionó a sus seguidores, los cuales se encontraban ansiosos de hacer el headbanging con su metal lleno de furia y protesta. “¡Muchas gracias por recibirnos, México!”, vociferó Ivan Moody al término de “Burn MF”, canción que una gran parte de los espectadores cantó con gran energía. Otras rolas que también hicieron saltar a los presentes fueron “Bad Company”, “Coming Down” y “Under and Over It”.

La penúltima agrupación del evento, Twisted Sister, llegó al escenario para terminar de preparar a los fanáticos para el grupo principal. Gracias a un hard rock combinado con un poco de glam, los liderados por el veterano Dee Snider  y ayudados por el reconocido baterista Mike Portnoy –el batería original falleció recientemente- hicieron ver que, a pesar de las cuatro décadas de existencia, son capaces de dar espectáculos bien realizados.

Aunque, de hecho, los oriundos de Nueva York decidieron anunciar su retiro en el Hell And Heaven. Snider dijo: “Nos retiramos en definitiva, no como los Scorpions u Ozzy Osbourne. Esto es definitivo”. Las canciones que más prendieron fueron la siempre reconocida “I Wanna Rock”, “Tear It Loose” y “S.M.F.”.

hh16-4

Como si fuera un acto planeado a la perfección –y no causado por el retraso del festival-, la banda de metal industrial Rammstein dejó atónitos, al caer la medianoche, a los espectadores del Hell And Heaven, quienes no importando las ocho, nueve o hasta diez horas de canto y brinco constante, le entregaron toda su energía al sexteto teutón.

Con “Ramm 4”, Till Lindemann y compañía iniciaron la conclusión del festival. Durante hora y media, Rammstein hizo suyo al metalero mexicano y extranjero gracias a una combinación de riffs agresivos y punzantes imposibles de no recibir como una descarga de adrenalina en el cuerpo. A lo anterior es necesario sumarle la excelente presentación de juegos pirotécnicos con la cual los oriundos de Alemania reforzaron las piezas que tocaron, como “Reise”, “Keine Lust”, “Amerika”, “Mutter” y “Engel” –en esta última, Lindemann se elevó gracias a un armazón con alas, las cuales lo hacían ver como un ángel-.

El Hell And Heaven en su edición del 2016 finalizó con “Te Quiero Puta”, pieza con la que Rammstein se despidió de los fans, chilangos en su mayoría. Cuando el grupo dio por terminada su tocada, una ola de fuegos artificiales inundó el escenario Hell, el cual se vistió de gala para esperar la edición del próximo año, que tiene una gran tarea por detrás si pretende superar lo realizado en esta.

hh16-5

Deja un comentario