The Avalanches: Since I Left You

Ahora que tenemos nuevo disco de The Avalanches, vale la pena revalorar Since I Left You, el que hasta hace poco era su único álbum y por el que se convirtieron en leyenda.

The Avalanches

Since I Left You

Modular; 2001

Hay que establecer esto desde el principio: existen álbumes míticos y luego está Since I Left You, un caso único y excepcional en la historia de la música, del arte sonoro y de todo lo que se le parezca. Una obra que parece escapar a cualquier convención pero al mismo tiempo es resultado de un proceso histórico que ha ido muchas veces a contracorriente, derribando prejuicios.

Cuando Since I Left You apareció en el año 2000, el sampling no era algo nuevo. A finales de los ochenta y principios de los noventa, el hip-hop se había adueñado de esta técnica para crear música, dando como resultado grandiosos ejemplos como Paul’s Boutique de los Beastie Boys o Fear of a Black Planet de Public Enemy. Luego en 1996 DJ Shadow se adueñó del trono con Endtroducing… y le dio al sampling la aceptación y el reconocimiento que merecía.

Así que The Avalanches no fueron los primeros en demostrar que se puede hacer algo de vital importancia rescatando vinilos empolvados. Pero lo que sí hicieron fue usar esa técnica para crear una obra que hasta hoy resulta inclasificable, más preocupados por la identidad sonora que por las canciones en sí. Inventaron su propio género. Un álbum que, de una técnica que pareciera mecánica y repetitiva, resulta en una fiesta interminable, sumamente emocional y divertida.

Since I Left You escapa a las convenciones de distintas maneras. En un inicio fue concebido como un álbum conceptual sobre la historia de amor de un tipo que persigue a una chica por el mundo entero. Al poco tiempo la idea fue abandonada por parecer demasiado obvia. También el estilo musical tuvo otra intención en un inicio: la de responder al sonido propio de la música electrónica de los noventa, con grandes cantidades de bajo y percusiones frenéticas, tipo The Chemical Brothers o The Prodigy.

El grupo pronto abandonó la idea y se decantó por algo diferente: un estilo inspirado por la música de los sesenta y los setenta, en especial los Beach Boys o Phil Spector. El bajo dominante fue suplantado por otro tipo de sonidos más cercanos a la psicodelia. Por eso Since I Left You es tan raro: está construido como un disco de hip-hop, fluye con la energía de un álbum dance, sus componentes vienen de distintas partes del mundo y épocas, y el resultado es completamente inesperado.

Lo que The Avalanches hicieron fue construir barreras musicales que el mundo ni siquiera sabía que existían. Sólo para derrumbarlas. Pero su álbum debut no es únicamente un buen ejemplo de cómo descontextualizar sonidos para rearmarlos en algo nuevo. Es también un ejercicio de estilo y de creación de atmósferas (que no necesariamente es sinónimo de algo denso súper-artístico-mamón-pretencioso, sino puede ser algo sumamente amigable, como en este caso).

“Get a drink, have a good time now, welcome to paradise.”, dice una voz desconocida al inicio del primer track, el que da nombre al disco. Y a través de una hora de duración se siente retumbar aquellas palabras que nos dieron la bienvenida. Quizá aquella historia de amor y persecución a través del mundo ya no esté tan presente, pero el concepto sigue existiendo a través de los sonidos. Aunque en realidad nos pone en el lugar del perseguido, tratando de escapar de la rutina para embarcarse en un crucero a una isla remota y exótica. “Since I Left You / I found the world so new”, canta una y otra vez la voz principal en el mismo track inaugural.

“Since I Left You”, la canción, da la pauta sentimental para el resto del disco. Pero el track que podría hablar por todo el álbum, en términos de lo que significa, es “Frontier Psychiatrist”. Un collage masivo que incluye líneas de un sketch de comedia canadiense y el film Polyester de John Waters, extractos del soundtrack de Lawrence of Arabia, caballos relinchando, un perico y un mariachi, todo adornado por un scratch de ensueño. Este track es el álbum completo en microcosmos: el ejemplo perfecto de la estética de The Avalanches.

Decíamos que Since I Left You es resultado de un proceso histórico: el de crear arte a partir de algo ya hecho. Desde los collages pictóricos creados por los dadaístas, la música concreta, los ready-made de Duchamp, la técnica cut-up de William S. Burroughs, las obras plunderphonics de John Oswald, hasta la utilización de samples en la música popular (otra vez tenemos que mencionar a DJ Shadow). Es precisamente en este último campo donde se desarrolla la música de The Avalanches, dándole al proceso de crear a partir de lo ya creado una dimensión popular (y comercial).

Este álbum era mítico por ser algo ciertamente único en términos de estilo. Pero también por el hecho de que su continuación (¿debía tener una?) tardó 16 años en aparecer. Hoy tenemos un nuevo álbum de The Avalanches. ¿Le quita un poco de misticismo a su debut? La respuesta debería ser no. Porque su relevancia va más allá de haber sido un éxito musical. Está en cada mash-up que vemos y escuchamos en Internet, en cada GIF que compartimos. Since I Left You fue, sin duda alguna, el primero de su tipo, analizable de mil y un formas. Pero lo mejor de todo es que, a pesar de ello, es una celebración del amor a la música, inmensamente disfrutable. Así que, háganlo, disfrútenlo, que para eso está hecho.