Reconstruir la música: DJ Shadow

Los frutos de diversos crossovers y música cocinada en ámbitos sociales complicados, caso del hip hop en especial, formaron músicos y creadores que forjaron un sonido rico en mezclas, que poco a poco le dieron a la escena musical norteamericana un camino por explotar hasta nuestros días. No es fortuito: mientras que en Inglaterra se gestaba una nueva invasión de la mano de Damon Albarn y los Gallagher, una escena poco vista en Bristol cocinaba lo que DJ Shadow tomaría como referente para repensar el sampleo y la creación de nuevos sonidos partiendo de otros ya existentes.

Joshua Paul Davis nació el 29 de junio de 1972, en San Jose, California, lugar donde comenzaría su carrera como DJ a principios de la década de los noventa, tomando como sede de su experimentación sonora la cadena de radio local KDV. Poco a poco su trabajo fue ganando notoriedad en la comunidad universitaria de la zona, siendo así un trampolín para que diversos oídos locales y del otro lado del Atlántico escucharan su trabajo. Como parte de la gran necesidad que tenía de ser escuchado, co-fundó su propio sello discográfico llamado Solesides, con el único objetivo de que sus pistas tuvieran una salida y no se quedaran estancadas o solo fueran escuchadas en KDV.

Su rápido ascenso en la estrepitosa escena electrónica de California (debido a que ofrecía un respiro al rap mutado a gangsta y el comercializado hip-hop que se escuchaba en todas las emisoras de radio) le valió un contrato discográfico con Mo’ Wax Records, disquera británica importante para la consolidación del trip hop en Inglaterra y que le sirvió de centro de experimentación y colaboración con diversos artistas que le ayudarían a moldear completamente un estilo único.

Ya con un contrato discográfico bajo el brazo y una agenda repleta de DJ’s y músicos interesados en sus veloces sampleos y arreglos, la aún carrera en pañales de Josh fue creciendo. Colaboraciones, remixes, sampleos y demás trabajos fueron sumándose al catálogo de DJ Shadow, esto sin tener un disco que lo debutara formalmente. Fue hasta 1996 cuando Endtroducing… vio la luz, recibiendo halagadoras criticas por parte de la prensa especializada y hasta un récord Guinness por ser el primer álbum construido en su totalidad a base de sampleos.

Posteriormente comenzó con una nueva faceta: Con motivo del debut de U.N.K.L.E., DJ Shadow tomaría el rol de productor al llevar la batuta en cuatro canciones de su primer álbum, lo cual lo posicionó como uno de los músicos más sobresalientes y activos de finales del siglo XX y comienzos del XXI. Ya con un auge en la escena electrónica internacional, y llevando al hip-hop experimental a su máximo potencial, a la par del renovado trip hop, lanza su segundo álbum: Preemptive Strike, producido bajo el sello Mo’ Wax Records, disquera que se encontraba en su máximo esplendor al tener en su catalogo a músicos como Thom Yorke, Mike D de los Beastie Boys, DJ Krush y Richard Ashcroft.

Para su tercer producción discográfica, DJ Shadow transformó Solesides (disquera que creó años atrás para promover sus primeros tracks) en Quannum Projects, sello por el cual vio la luz The Private Press en 2002 y posteriormente fue su sede para la salida de diversos remixes y producciones de diversos artistas. En 2006, su cuarto álbum de estudio tuvo un giro radical, tanto en la forma de realizarlo como en lanzarlo al público. Fue lanzado bajo el sello Universal/Island y contaba con diversas colaboraciones y sampleos que iban desde el jazz, el funk, rock y rap, marcando un nuevo sonido y etapa en la carrera de Joshua.

Su siguiente producción, The Less You Know, the Better en 2011, fue bien recibida por el público y la crítica, que encontraron en el álbum nuevos sampleos y una basta exploración de géneros y estilos, que se vieron reflejados en la manera de concebir y crear música de Shadow, el cual sugería que este álbum sería el último de larga duración de su carrera.

La genialidad y valor musical en la obra de DJ Shadow es de gran espectro, un reflejo del proceso musical de una nueva era, donde se reconstruye lo ya establecido para darle un giro y una presentación totalmente diferente a la original, muchas veces mejorándola y creando nuevos sonidos, ritmos y secuencias que no se parecen en nada de donde fueron tomadas. Quizá síntoma de una nueva forma de hacer música o simplemente el reflejo de lo que el remix significa para una nueva generación de músicos que ven en lo digital el nuevo camino de la creación. DJ Shadow entendió todos estos conceptos hace ya más de 20 años, pero no duda en explorar y seguir ofreciendo algo nuevo a un público que fue cautivado por sus sampleos y que una nueva generación sigue encontrando fascinante e innovador.

CEO en Afónica Magazine l Periodista musical l Productor Audiovisual

Deja un comentario