Voces, al final de los días grises. Entrevista con El último vecino.

El Último Vecino

“Todo empezó el típico día gris en que no consigues lo que te gustaría”.  Así es como Gerard Alegre Dória, líder y vocalista de El Último Vecino, describe la situación vivida al comienzo de la realización de su segundo álbum, Voces. Este fue un periodo muy duro para Gerard, pues significaba la pérdida de la motivación por ejercer una de sus más grandes pasiones: la música. Así nos lo cuenta en la entrevista que nos concedió.

“Al día siguiente traté de empezar una canción nueva de la nada. Empecé, sin exagerar, 80 canciones ese día, pero ninguna tenía alma para hacerme seguir en ella. Esto empezó a pasar día tras día, hasta que me di cuenta que hacía mucho que no salía de casa y que siempre sonaban loops de trozos de canciones sin alma en mi estudio…. Se instaló en mi cabeza esa sensación y por culpa de eso me di cuenta de que para mí entonces la música no tenía alma”.

Para Gerard, la experiencia de grabar un nuevo disco “fue como siempre extraña. Estuvo marcada por la gran crisis creativa que pasé y que acabó convirtiéndose en existencial y que me hizo tocar el cielo y el infierno”. Por fortuna, pudo superarla, gracias al apoyo de sus padres, su hermana, su pareja, sus compañeros de agrupación, y el gran amor mostrado por los fans desde las redes sociales, que mostraron su respaldo y emoción en cada asomo del nuevo material discográfico.

El Último Vecino en el CCE, 2015 / Fotografía por Nydia Valerio

Y a meses de esta crisis emocional, Gerard y compañía (Bernat Castells, Pol Valls y Manel Leal) felizmente editaron su segundo álbum de larga duración, mismo que en la lista sigue a su maxi single Tu Casa Nueva, y que el año pasado vinieron a promocionar al Festival Nrmal y a algunos otros foros en México, desde Barcelona. Voces fue lanzado el 4 de marzo pasado, vía Canada/Club Social.

Voces es un álbum por demás nostálgico; el cantante también lo define así por tener esta misma característica en su personalidad, y soñador, a pesar de sus temáticas amargas y de amor complejo. Sin embargo, lo que también lo hace soñador es el proceso creativo de sus letras. Al parecer, Gerard no es consciente de cómo es que llegan y hacen mancuerna con la música, “siempre me ha pasado que a las letras de las canciones les encuentro el sentido lírico a lo mejor tras tres meses de haber sacado el disco; es como que quien compone es otro yo”.

Además, la búsqueda principal de este disco fue el “volver a la canción como canción”; es decir: dejar de revestir a la canción con complejas melodías (como Gerard detecta pasó en los ochenta), y darle más importancia al sentido real de la canción. ”En los noventa aparecieron, por ejemplo, Oasis; no es que sean un referente, pero es como ejemplo para explicar que de golpe llegó una banda con guitarra y batería y triunfó ante bandas que seguían con 10 sintetizadores y secuenciadores, es como que triunfó la vuelta a la canción, la vuelta al pop”.

Debe ser por eso que el disco fue nombrado Voces, pues quisieron que estas fueran el elemento principal del álbum. Cada canción está plagada de frases épicas que puede hacer suyas cada persona que las escuche, llenas de misterio y alegorías místicas que hacen volar la imaginación para implantarse en cada situación particular que el escucha desee. De la misma manera, las melodías de voz hacen notoria la melancolía que envuelve al material, pero también contiene esos ganchos, contagiosos y amigables para que todos podamos seguir la pista.

Gerard Alegre se siente orgulloso del protagonismo de su voz. Primero, porque es fanático de otros artistas que derrocharon en sus canciones las posibilidades que les daba su voz, como Freddie Mercury o Morrissey. Y, segundo, porque es muy consciente de que su voz ya no necesita del apoyo de los sintetizadores: su voz los guía y es la líder de las melodías, la lírica y de las emociones en estos desbordadas. “Creo que asumo, y me gusta, y por fin acepto que yo he venido a este mundo a cantar”.

El Último Vecino en el CCE, 2015 / Fotografía por Nydia Valerio

Aunado a esto, la voz es resaltada por la boca que aparece en la portada del álbum. Anteriormente, en Tu Casa Nueva, Alegre realizó la portada de esta producción, donde un templo es el protagonista. Ahora, una boca entreabierta nos recibe. “Hay veces en que creo que me gusta más la portada de este álbum que lo que hay dentro. Estoy muy orgulloso de haber conseguido esta portada. Al principio estuve unos dos meses dándole vueltas a un diseño distinto y empecé a hacer 1000 variaciones… La tarde de antes del día de entrega me vi la boca reflejada en la pantalla del ordenador e hice la portada del álbum”.

Voces es el triunfo de una pasión sobre los demonios personales. Aunque tiene un aura oscura, sobresale su brillo particular, más allá de la música, por la sinceridad que en él plasma Gerard Alegre y con la que muchas personas ahora pueden identificarse. Después del periodo gris, podemos acompañar con Voces nuestros días o las noches interminables. A la realidad de que esto sea posible Alegre sólo tiene que decir: “Doy las gracias al cielo”.

Desde México, escucha Voces en Spotify; también está disponible en iTunes. Más adelante estará disponible en vinilo, que contendrá otro pequeño 7’’ con la reedición de las canciones “Tu Casa Nueva” y” Culebra, Columna y Estatua”. Esperemos que lleguen algunas copias a nuestro país.

Mira la entrevista de El Último Vecino durante su primera visita a México.