Las palabras como catapulta: Hamilton

En varios blogs, de diciembre del año pasado a la fecha, he leído sobre el musical “Hamilton”, de Broadway, que narra la vida de uno de los “padres fundadores” de Estados Unidos. Las entradas están agotadas y, a menos que tengas contactos o seas una celebridad o el presidente, no podrás ver la puesta en escena del espectáculo.

No pasaba semana sin leer de nuevo otra nota sobre el tema. ¿Pues de qué trata, caray?, me pregunté. Las cuarenta y siete canciones que componen el musical se encuentran en YouTube, ordenadas en una lista de reproducción, incluso. Partí de la primera, “Alexander Hamilton”, para hacerme una idea. La traducción de los primeros versos queda más o menos así:

“¿Cómo es que un bastardo, huérfano, hijo de una prostituta y un/ Irlandés, nacido en medio de/ un lugar olvidado en el Caribe/ pobre, en la miseria/ se convirtió en héroe y académico?

“Es la figura del dólar de diez, padre fundador sin un padre/ llegó mucho más lejos al trabajar mucho más duro/ al ser mucho más listo/ al ser un autodidacta…”

https://www.youtube.com/watch?v=ZqPLipRthHo

En inglés rima; suena bien.

Descendiente de padres puertorriqueños, Lin Manuel Miranda es autor de las letras, compositor de la música y protagonista de “Hamilton”. Acerca del personaje histórico, comenta que representa el emigrante perfecto. Entonces la historia ya no es exclusiva de norteamericanos: se vuelve universal.

Me intrigó el personaje homónimo de la creación de Miranda. Entré a YouTube y tecleé “Lin Manuel Miranda”. Apareció, como primer resultado, una presentación en la Casa Blanca y di clic. Quince minutos después ya me interesaba más Lin que Hamilton. Es que condensa tanto significado en pocas líneas. Siete cantantes interpretan durante la presentación. Y me gusta cómo se mueven Miranda y sus manos.

El video me lanza a otros. Sólo hablaré del video más antiguo con el cual me topé: fue subido en 2009, y Lin Manuel interpreta esa primera canción “Alexander Hamilton”. Barack y Michelle Obama están presentes pues el evento es un slam de poesía en la Casa Blanca. A lo mejor malinterpreto, pero hace siete años presenciar el número provocaba más bien risa.

La historia es que el Miranda leyó la biografía de Alexander Hamilton escrita por el historiador y Premio Pulitzer 2011, Ronald Chernow. Se obsesionó con el personaje histórico y asumió que alguien ya debía haber contado su vida. Cuando se enteró que no, se dio a la tarea. Pasaron seis años desde la concepción vaga a la llegada al teatro.

“Nació huérfano y sin un centavo, mas se convirtió en la mano derecha de George Washington y todo basado en su destreza al escribir. Pienso que él representa que la habilidad de las palabras hace una diferencia”, comentaba Miranda siete años atrás al introducir su composición. Yo reconozco maestría en ambos. Leer una biografía inspiró al músico, compositor y actor durante años. ¿Qué hace y hará por todos a quienes nos allega al musical? No dejo pasar que casi todos los actores del cast son negros y latinos.

Escojamos bien a nuestros héroes, pienso.

hamilton

Deja un comentario