“Godart me buscó una noche en la que me encontraba verdaderamente mal, por eso debió salir de los abismos en esa forma de artrópodo gigante. Más tarde, cuando me hablaba con más frecuencia y el misterio de sus palabras se me volvió familiar, cobró la forma de un encapuchado. Parecía un monje urbano del siglo XXI”.

Godart nació en noviembre de 2013, oficialmente. Sus miembros, Dangu Fly, Gibran Ongay y Suri Diaz juntaron sus gustos personales y talentos para darle forma a algo que desde tiempo atrás quería, a través de ellos, proyectarse. En general, la agrupación señala que su música es una mezcla de post punk y dream pop, pero en ocasiones también podemos encontrar asomos de new wave y synth pop.

Eligieron su nombre en honor al director de cine Jean-Luc Godard y a la corriente de la nouvelle vague que se desarrolló en los años cincuenta en Francia y de la que también es parte este director. La idea de este movimiento era ir en contra de las reglas del hacer cine en ese entonces, tan apegado a la literatura; se inspiraron en la cinematografía norteamericana y decidieron hacer cine con muy pocos recursos. El caso de Godart es similar, pues deciden ir tras el ejercicio musical sin esperar contar con mucho equipo o instrumentos: muchos de sus elementos sonoros fueron construidos en una tableta electrónica.

Dangu Fly encabeza a la agrupación, toca la guitarra y canta. Para él, Godart es más que la formación de la banda: es la posesión de un daimón que lo ha llevado a hacer música, siendo algo así como la inspiración o el impulso, algo que en sus años como músico lo había asediado hasta que tuvo forma y nombre con la realización de este proyecto. Podemos inferir que aquel daimón que lo acosaba sin saber por qué, tiene origen también en sus compañeros, pues sin estos no habría podido “materializarse”. Gibran Ongay se encarga de los sintetizadores, las secuencias y la voz, y Suri Díaz es el responsable del bajo.

Fotografía de David Díaz Vilchis, tomada del perfil de Facebook de la banda.

El 13 de abril de 2015 lanzaron la primera parte de su EP titulado Wickedness. En el primer track del mismo nombre impera la melancolía, que crea toda una atmósfera que sabe a remembranza; en “Battle”, el bajo tiene totalmente el control, es contagioso, hace mover la cabeza y los pies, y se matiza de la guitarra y las voces, es una canción mucho más rápida y potente. Esta primera parte cierra con “Everyday”, que a pesar de tener sonidos dulces desde las secuencias, la voz y el bajo la hacen preocupantemente dramática.

La segunda parte del EP salió el 13 de julio de 2015, la componen tres canciones más que en general son mucho más bailables, pues explotan sus recursos electrónicos. Desde el inicio con “Walk Away”, el ritmo del bajo se apodera del escucha, y después con “Un Mar” todo el ambiente se convierte en artificial por el influjo de una voz profunda y distorsionada. Finaliza el EP con “Circles”, la cual vuelve a las primeras tres canciones con sensaciones más desesperanzadoras.

Ongay fungió como productor de este material, y puede ser escuchado por partes en Bandcamp y Soundcloud, o en su totalidad a través de Spotify.

En sus presentaciones en vivo, Godart es doblemente Godart, pues, en palabras de Dangu Fly, el daimón “en el escenario suele manifestarse como una especia de descontrol eufórico lleno de fuerza que puede alcanzar tintes destructivos”. Entre estas manifestaciones podemos contar la vez que se presentaron en una Universal Music Session o en la segunda edición de Escena Negra el año pasado.

“Entiendo que (el otro Godart) es el ‘daimón’ de la música, o del arte mismo quizá, pero al mismo tiempo es una especie de entidad anti heroica que trabaja para fuerzas que no logro entender del todo”. De esta manera se expresa Dangu Fly de su relación con aquel ente que llevó a la concepción de Godart. Nosotros, como espectadores, por ahora únicamente de la representación musical del Godart, podemos conocerlo aún más a través de las páginas web de la banda: Facebook, Twitter, Youtube y su página oficial.

Escucho luego escribo.

Deja un comentario