Violent Femmes: We Can Do Anything

Violent Femmes 

We Can Do Anything

PIAS; 2015

Cuando Violent Femmes debutó a principios de los ochenta, demostró una agudeza sagaz para sumar al punk con el folk dentro de un mismo concepto; sin embargo, no fue sino hasta un par de años después, bajo el impulso de James Honeyman-Scott y Chrissie Hynde (The Pretenders, guitarra y voz), que el trío de Milwaukee dio un brinco vertiginoso hacia la escena alternativa norteamericana.

De corte medio, pero con un amplio entendimiento de las formas, la banda adquirió su estatuto “de culto” entre buena parte del público y la crítica estadounidense, y es ahora, tras 16 años de ausencia desde su último trabajo de larga duración (Freak Magnet, 2000) que los liderados por Gordon Gano intentan refrendar esa categoría con su nuevo álbum We Can Do Anything, cuya producción estuvo a cargo de Jeff Hamilton.

La permanencia de un todo en armonía, y nada fuera de lugar, halla por virtud una de sus mayores fortalezas. Un trabajo bien hecho. En un primer momento, no intenta presentar riesgos; en realidad, deposita su naturaleza en la pulcritud para recuperar su júbilo adolescente. Prueba de ello es ‘I Could Be Anything’, que funciona de dos maneras: la primera como introducción al ágil proceso de adaptación a la nueva industria musical; y la segunda como ancla con el pasado y su nostálgico regreso.

Si bien nominalmente los oriundos de Winsconsin no brillaron por ser una banda headliner ni mucho menos, esta entrega ofrece la posibilidad para tocar ese nicho restante con ayuda de la gran cantidad de festivales internacionales actualmente ofertados. Un disco flexible, que no tiene apuros para acomodar su simple textura, con el respaldo de una banda que viene en subida, con buenas presentaciones como la del 2013 en el festival Coachella, por mencionar alguna.

Un acústico que a lo largo de diez canciones es un claro ejemplo de voluntad para reanudar esfuerzos. Sin complicaciones, sin obligación; mas se queda todavía a la espera de la respuesta del único juez legítimo: el público. Se ha anunciado una gira internacional para la promoción del álbum, con fechas y sitios aún por confirmar. grosso modo, pueden descifrarse las intenciones de la nueva propuesta, y del reto que en conjunto habrán de librar.

Profundo, melancólico, emocionante, lleno de recursos melódicos puntillosamente propuestos para elevar sus elementos básicos, acompañados de un timbre insistente para retener la máxima atención. ‘Holy Ghost’, ‘I’m Not Done’ y ‘Big Car’, son un primer tridente para explorar este material arbitrariamente. Sin duda, una de las cartas fuertes de este año para la escena alternativa.

Deja un comentario