Botellita de Jerez llenó de energía el Lunario del Auditorio Nacional

La banda de rock mexicano, Botellita de Jerez, se dio cita el pasado jueves en el Lunario del Auditorio Nacional para presentar a sus fieles seguidores su nuevo material discográfico #NoPinchesMames, haciendo un llamado contra la injusticia que se vive en el país, la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, la liberación de todos los presos políticos y la defensa del maíz.

Aproximadamente 1, 200 “chavo rucos” asistieron a la presentación de los “botellos” para cantar y reencontrarse con aquellas notas musicales de este grupo que ha sabido ganarse el cariño, admiración y respeto de la banda rockera.

#NoPinchesMames no se queda atrás: es una producción con canciones para bailar, algunas románticas y otras de protesta y amor a la patria. Armando Gil, Francisco Barrios “El Mastuerzo”, Santiago Ojeda y El Sr. González transmiten esa buena vibra.

Cerca de las 21:00 horas los chiflidos comenzaron a aparecer y sonó la tercera llamada previa a la aparición de Botellita de Jerez. El concierto inició con “El fua”, tema incluido en su último material de estudio.

El grupo puso a bailar y cantar a la gente con “El principitote”. Antes de iniciar con “Domingo mi vida”, Armando Vega Gil dijo a su público: “Muchachos, tomen la vida en sus manos”.

“¿La están pasando chido? Porque nosotros también, muchas gracias por venir, Esto se lo dedicamos a alguien que nos dijo una frase célebre: ‘Te quiero mucho, pero ya no te soporto’”,  y así inició la canción que lleva por nombre ese título, en la cual hacen referencia a Milan Kundera y su libro La Insoportable Levedad del Ser.

Con mucha energía continuaron con “Sin maíz no hay país”, canción en la que pidieron que se defendieran a los granos mexicanos. Con una dedicatoria especial de la noche, recordaron a su ex compañero Sergio Arau con el tema “Carnal” e insistieron que no hay que pelearse entre hermanos.

botellita2015-1

Entre algunas risas, el público se alborotó con “No pinches mames”. Siguieron con el relajo y tocaron “Chichis pa la banda”; antes de interpretar “Estoy ardilla”, recordaron aquellos males de amor.

Brindaron con su nueva canción de protesta, “El dinosaurio”, y recordaron al presidente de México, Enrique Peña Nieto; hubo algunas consignas y gritos. Las luces se apagaron y la agrupación desapareció un momento del escenario.

La leyenda: “Y cada dolor y cada rabia toma un nombre, un rostro, una historia, un hueco que duele e indigna. El mundo y su historia se llenan así de ausencias, y esas ausencias se hacen murmullo, palabra fuerte, grito, alarido. No gritamos por lamento, no lloramos por pena, no murmuramos por resignación, es para que quienes faltan encuentren el camino de regreso, para que sepan que están aunque falten, PARA QUE NO OLVIDEN QUE NO OLVIDAMOS”, apareció en pantalla acompañada con el rostro de los 43 normalistas de Ayotzinapa y, con algunas consignas de justicia, la banda tocó una versión sólo con guitarra de “Presos políticos” y gritaron: “¡Libertad para el doctor Miréles!”.

Las voces del público corearon “Charrock’n roll” y comenzaron los aullidos antes de “Vamos a la alberca”. Continuaron con “Valona de la conquista” y una rima muy aplaudida por Vega Gil como parte de la canción: “Ahí les va mi despedida, se las digo de una vez: Nuestra patria está herida, nos faltan 43”.

El momento romántico de la noche se hizo presente cuando recordaron a los amores imposibles con “Luna misteriosa”. Para finalizar el show, que duró aproximadamente dos horas, entonaron temas como “Oh Dennys”, “Niña de mis ojos”, “El laberinto de la soledad” y “A chingá”.

Agradecieron a la producción y sobre todo a su público, complaciéndolos con uno de sus clásicos: “Alármala de tos”, la cual fue coreada por los presentes, cerrando así con broche de oro, al estilo de Botellita de Jerez, una velada rockanrolera de #NoPinchesMames.

Texto y fotos: Jacqueline Ponce

Reportera |Fotografía y letras | Conciertos ☪|Futura comunicóloga y escritora | FCPyS |

Deja un comentario