The Cure. Disintegration y el amor siniestro.

No cabe la menor duda de que si te pidieran describir a The Cure, pensarías en el cabello alocado de Robert Smith, en el desamor, en un día nublado, la desesperanza, lo obscuro, pero, sobre todo, te vendrían a la mente tus días de depresión donde levantarse de la cama no tenía sentido a menos   que encontraras una razón que impulsara tu cuerpo y alma.

Eso es exactamente de lo que se tratan las crudas letras de The Cure, agrupación inglesa liderada por un hombre que hizo de sus temores nocturnos una melodía de cuna y de sus decepciones amorosas poemas cantados.

Es cierto que muchas de las letras de The Cure son obscuras y llenas de amargura, pero también están las que te hacen volver a creer en el amor, en las promesas que ya nadie hace y en la inocencia que se recupera cuando se ama de verdad. 

Disintegration.

Álbum publicado en 1989, es la viva prueba de que The Cure te cuenta la verdad del desamor y la traición, no obstante,  también te puede devolver la fe en el acto sincero de amar. Las canciones de este excelente compacto hacen notorio el tan peculiar y obscuro estilo de la banda. ¿Cómo describirlo? Supe que había encontrado la manera perfecta de dar a entender lo que significa este álbum cuando la palabra siniestro bailó en mi mente.

Si lees la definición exacta de algo siniestro, te darás cuenta por qué es perfecta para describir a The Cure y su concepción del amor. Siniestro: propensión o inclinación a lo malo; resabio, vicio o dañada costumbre que tiene el hombre o la bestia. En la mayoría de las letras de Disintegration, el amor es completamente siniestro, la inclinación al desamor es el argumento, la sensación de que amar es como una droga, un vicio que mata a todos por igual y que nos termina convirtiendo en bestias es la idea que domina.

Al igual que el álbum, la décima canción del compacto se nombra “Disintegration”. Con el sonido de un vidrio haciéndose pedazos, su letra principalmente nos habla de cómo el amor se rompe y llega la traición y la tristeza: ‘’oh, extraño el beso de traición’’, son las primeras palabras que se escuchan, con la suave voz de Smith que paulatinamente sube de tono hasta llegar a melancólicos gritos.

Es una letra con reclamos amargos, como cuando una relación llega a su fin donde los sueños y los corazones se hacen añicos: ‘’Ahora sé que me estoy rompiendo en pedazos, me arrancaré el corazón y alimentaré a cualquiera’’; es de las partes con mayor melancolía; finalmente, termina diciendo: ‘’ambos siempre supimos como el final siempre es’’.

“Pictures of You” es otra de las canciones que entiende a todo aquel que tenga el corazón roto, al que recuerda tratando de olvidar a esa persona de la que tiene muchas fotos: ‘’Recordándote quieta en la lluvia, mientras corría a tu corazón para estar cerca’’; al escuchar esas palabras la memoria te llevará al momento cuando esa persona era todo para ti. ‘’Si tan solo hubiese pensado las palabras correctas, no habría roto todas mis fotos de ti’’

En esta época del año es inevitable llenarse de melancolía, recordando momentos y personas, la Navidad, celebración de amor y unión; pero, ¿qué sucede si se tiene el corazón roto? Si lo único que se celebra es un último baile a su lado. “Last Dance” te llenará los ojos de lágrimas, pues se refiere a esa última oportunidad de estar con ese alguien. ‘’Me alegra que vinieras, me alegra que te acuerdes, de ver como terminamos nuestro último baile juntos’’; con el desamor tocando a la puerta es casi imposible alegrarse en estas fechas, ya que ‘’La Navidad cae tarde ahora, es más triste y fría y no llega con la habitual alegría’’.

A pesar del amor siniestro recopilado en un solo álbum, The Cure también cree en la esperanza de amar sin miedo. “Lovesong”, la canción de amor por excelencia, una de las más famosas de la agrupación, te hará ver el sol durante un día nublado. ‘’Cuando estoy a solas contigo, me haces sentir que estoy completo otra vez’’; esta canción te regresará la  confianza para vendarte los ojos, confiar y amar libremente: ‘’Sin importar que tan lejos esté, sin importar las palabras que diga, siempre te amare’’. 

Por último, no podemos dejar de mencionar una de las canciones más tenebrosas y siniestras del álbum. Sin traición ni corazones rotos, más bien, el sudor frio de los niños por las noches, los terrores de un pequeño Robert Smith se vuelven una melodía de cuna en “Lullaby”, donde un niño es asechado por un hombre araña que desea más que nada devorarlo sin piedad.