El Blues en Chicago

En realidad, son muy pocas las ciudades que tienen un amplio legado del blues como el de Chicago. Los músicos de blues han llevado sus melodías a la ciudad del viento, atraídos por el encanto de la gran ciudad y de sus públicos con ansias locas de escuchar vibrar las guitarras y acordes de armonía suspendidos.

El blues, como lo conocemos hoy en día, tuvo su origen con la emancipación de los esclavos negros en Estados Unidos, entre 1870 y 1900 en los estados de Lousiana, Mississippi, Georgia y Alabama. Un rasgo muy característico de este género es el uso de las técnicas “expresivas” de la guitarra, tales como bend, vibrato y slide, las cuales posteriormente influyeron en los solos del rock.

Las primeras evidencias gráficas que se tienen de este género, es decir, la primera partitura musical de blues de la que se tiene un referente, data de 1912 y es para “Dallas Blues” de Hart Wand; la primera grabación se hizo en 1920 con Mamie Smith.

Pero ¿cómo fue que Chicago se volvió una ciudad del blues? Probablemente, Chicago recibió la influencia de los hermanos Chess y su sello discográfico en 1950 y 1960 o de Alligator Records. Lo que realmente importa es que gracias a artistas como Howlin’ Wolf, Koko Taylor, Hound Dog Taylor y Eddy “The Chief” Clearwater, el blues de Chicago no tiene ninguna competencia.

Cuando se habla del blues de la ciudad de Chicago, el nombre de McKinley Morganfield, mejor conocido como Muddy Waters, siempre sale a relucir. Él sacó adelante el blues del Mississippi por medio de todas las modas musicales de la época. Sus primeras interpretaciones musicales fueron en grupos pequeños de música country que acompañaban los bailes en las fiestas campestres de los sábados.

Muddy vivió rodeado de músicos, tales como Son House y Robert Johnson. Waters muy pronto se convirtió en el bluesman de la ciudad. Es considerado como el padre del Chicago blues. Fue una de las máximas inspiraciones para la escena del blues británico, que comenzó en el Reino Unido a inicios de los años sesenta.

Murió en 1983, pero su popularidad permanece intacta. Ha sido ubicado por la revista Rolling Stone en el puesto #17 de la lista de los más grandes artistas de todos los tiempos.

Buddy Guy, guitarrista y vocalista, es aclamado por ser pionero del blues en Chicago. Ha influido en artistas como Eric Clapton, Jimi Hendrix y Stevie Ray Vaughan. Es muy reconocido por sus solos de guitarra poco convencionales. Según la revista Rolling Stone es considerado como el #30 en la lista de mejores guitarristas.

En realidad, su nombre real es George Guy y nació en Louisiana. Cuando era pequeño, fabricó un arco de diddley con dos cuerdas, un instrumento de origen africano. Con este arco aprendió a tocar la guitarra. Tiempo después, le obsequiaron su primera guitarra, que unas décadas más tarde donó al Salón de la Fama del Rock & Roll.

A inicios de la década de los cincuenta tocó en bandas de Baton Rouge, capital de Louisiana. En 1957 se trasladó a Chicago y fue influenciado musicalmente por Muddy Waters. En 1958, durante una competencia de guitarristas, ganó un contrato de grabación con Cobra Records.

En una ocasión, Muddy Waters asistió a una de sus actuaciones y se vio sorprendido por su manera de tocar, por lo que decidió invitarlo a colaborar con él y Buddy aceptó.

En sus inicios, el blues surgió como una forma de expresión de la comunidad negra en Estados Unidos y como un tipo de música informal; sin embargo, a lo largo de su evolución fue interpretado por músicos de raza blanca y se ha convertido en un género musical universal muy respetado.