Frank. Un medio más que un fin.

Alguna vez un personaje de Bertolucci propuso una película sin protagonistas, una película con puros extras. Leonard “Lenny” Abrahamson, director de Frank, compuso una película con un protagonista que se mantiene oculto.

A pesar de que estas criaturas anónimas ya han habitado otros mundos (como ese Londres distópico de V de Vendetta de James McTeigue), la cinta Frank del director de películas como Adam y Paul (2004) o Garage (2007), hace de este elemento una metáfora que funciona como premisa del filme: una estrella oculta su rostro.

Pero, ¿eso qué significa? La historia que se cuenta es la siguiente: un joven músico (sin talento) se encuentra con una oportunidad dorada: ser el nuevo tecladista de The Soronprfbs, “una agrupación musical con tendencias experimentales”, cuya ambición y sed de fama separa a la banda y arranca su potencial creativo.

“Ambición y sed de fama separa a la banda y arranca su potencial creativo”, repito. Al igual que otra cinta del mismo año (2013), Sólo los amantes sobreviven (Only lovers left alive) de Jim Jarmush, donde el director trata la grandeza trastocada e infectada por el auge industrial, haciendo una analogía entre la decadencia de Detroit, una de las ciudades más grandes que se afirma en bancarrota, el arte y su inserción en el mainstream; Frank surfea sobre la misma idea: el arte como aislamiento.

De modo que The Soronprfbs, una banda de “freaks” como los califica un extra en la cinta, es encabezada por Frank (personaje inspirado en el músico y comediante inglés manchesteriano Chris Sievey), quién a la manera de Jeff (protagonista de la cinta Upstream color, interpretado por mismo director y productor Shame Carrut) recolecta sonidos insólitos por medio de materiales de la misma naturaleza, que pronto serán devorados por la intromisión de una formula parasitaria acotada a #hashtagcientocuarentacaracteres.

Michael (F)assbender, el bello rostro detrás de Frank, poco a poco, infectado por los miles de seguidores que no tenía conciencia de tener, incapaz de tocar para las multitudes, colapsa. La estrella se destapa ante el mundo que lo reclama.

Frank, una cinta superficial en el sentido de que apenas da destellos de la biografía de sus personajes, por lo cual los encontramos más excéntricos. Es una cinta que tiene una idea de fondo, y que quizá, de la misma manera en que Frank y The Soronprfbs hacen música para ellos mismos (la música como un medio expresivo cerrado, no como un fin comunicativo), Lenny Abrahamson compuso esta pieza: un medio más que un fin.

Deja un comentario