La Movida Madrileña: suma de talentos

Si me preguntaran como es que el mundo en general logra moverse en definidos márgenes de error, les diría que es gracias a las pequeñas válvulas de escape que ayudan a la gente a reiniciar cada día. El humor, el arte, por mencionar algunos, adoptan esta faceta de liberadores de presiones y los ejemplos históricos no me dejarán mentir.

Trasladémonos, por unas cuantas líneas, a la península Ibérica, especialmente a España. Hace ya casi cuatro décadas de que falleció el dictador Francisco Franco y con él el denominado Franquismo. ¿Por qué mencionarles esto? Porque el inicio de La Movida Madrileña, tema con el que nos reencontramos hoy, coindice en fechas con el fin de ese capítulo de la historia española.

La Movida Madrileña se puede definir como un movimiento artístico social que englobaba la suma de diferentes personajes, con sus características particulares, de varias disciplinas que tenían dos cosas en común: la ciudad de Madrid y las ganas de expresarse.

Indagando un poco en sus antecedentes podemos ver que no se trataba de un hecho aislado. Ya se tenían indicios de lo que podía suceder en una España que se acercaba al final del Franquismo sobre todo lo que sucedía en Barcelona con historietas y proyectos cinematográficos.

Fue hasta el inicio de la década de los 80 cuando oficialmente se habló del nacimiento de la movida. Esto a partir de un concierto en homenaje a Canito –miembro de Tos que falleciera en un accidente automovilístico– que se realizó en la Universidad Politécnica de Madrid donde tocaron bandas como Tos, Nacha Pop, Alaska, Paraíso, entre otros.

El inicio del fenómeno comenzó a afectar a otras ciudades españolas a partir de la generación de empatía con la ideología que llevaba la Movida. La imagen de una España renovada comenzaba a filtrarse en todo el mundo con la intención de corromper esa idea que se tenía de un país que estuvo inmerso en una dictadura de cuatro décadas.

Un momento que será recordado como clave en la Movida Madrileña fue el denominado Concierto de Primavera. La sede, no podía ser otra, Madrid. Más de 15 mil personas se dieron cita aquel 23 de mayo de 1981 para corear las rolas de grupos que, para este momento, ya eran más escuchados. Ahí estuvieron Los Secretos, Nacha Pop, Alaska y los Pegamoides, Los Modelos, Fahrenheit 451, entre otros.

A pesar de que pareciera que fue en la música donde más se dio a notar la influencia del movimiento, hubo otras disciplinas que adoptaron, interpretaron y adaptaron la ideología a su día a día. En la música, para redondear, los grupos surgidos se volvieron bandas de culto que aún son parte de la actualidad española.

El cine no podría quedarse de lado. Encontraron en Pedro Almodóvar a su gran exponente con trabajos como Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón de 1980, Laberinto de Pasiones en 1982 y Entre Tinieblas de 1983, siendo la primera la más representativa por su agresiva ideología representada en sus personajes.

La parte escrita no se quedó atrás dentro de todo este torbellino de ideas. Desde las historietas que vendía el colectivo Cascorro Factory hasta los debates en la Tertulia de Creadores con autores como Gregorio Morales, Ramón Mayrata o Javier Barquín. Ideas transgresoras y narrativas, catalogadas como posmodernas (no me llevo bien con ese concepto) fueron características de esta época.

Y si a esto se une la importancia que tuvieron los fanzines en esos años, la programación de TVE influenciada por la movida, la fotografía de Gorka de Duo y su trabajo con Andy Warhol, las pinturas de Gadea y Ugalde, entre otros pequeños aportes que llenaron de fortaleza y de congruencia a un movimiento que nació para ser visto.

Ejemplos como el de la Movida Madrileña, a lo largo de la historia, ayudan a entender que el surgimiento de este tipo de movimientos, derivados de una serie de factores que delimitan las ideologías surgentes, ayudan a liberar un poco el vapor de esta olla a la que llamamos Tierra. El día en que estos liberadores se extingan o se prohíban será el inicio de una época totalitaria y oscura. Una época que espero sólo surja en mi mente mientras que en el día a día sigamos viendo más suma de talentos.

Deja un comentario