Señoras y señores: MTV

Videoclips. Todo un arte visual, auditivo y millonario. Si tan solo tuviéramos un medio donde los pudiéramos trasmitir sin ninguna consideración, las 24 horas al día y con todos los éxitos musicales del momento. Esto fue lo que pensó Bob Pittman cuando estaba sentado en sus oficinas en Nueva York allá por la década de los ochenta. La idea de fin de siglo: un canal echo exclusivamente para trasmitir videos musicales por cable para jóvenes que les gustaba mirar el televisor.

La industria de la comunicación se ha considerado una de las minas de oro del último siglo. Llegó la radio y, por ende, la música comenzó a ser lucrativa; vino el cine y las imágenes en movimiento se convirtieron en la forma más importante para trasmitir un mensaje. La televisión apareció de recio, uniendo lo mejor de sus anteriores homólogos, convirtiendo a la industria de los medios en una pepita de oro que se ha ido puliendo rápidamente.

Nos ubicamos exactamente en el año de 1981. La cadena Warner AmEx inició las trasmisiones de MTV, canal especializado en videoclips. Music Television: así de simple, minimalista y concreto. Su mercado parecía ser el mundo entero. Música en imágenes, en historias y con los rostros de tus artistas favoritos. La aventura de MTV comienza en EE.UU. al transmitirse “Video Killed the Radio Star” de The Buggles, videoclip que detonaría que toda la industria de la música y de la televisión se aliaran más que nunca.

Una M que suele acompañarse por la abreviatura de televisión (TV); juntas unificaban a toda la serie de canales y contenidos que se fueron desarrollando con la imagen de la impertinencia. A la televisión por cable le hacía falta su hijo rebelde, y este fue MTV, siempre sincronizado con los jóvenes de la época, con sus necesidades y contenidos. La industria de la música nunca fue tan demandada.

The Who, Rob Stewart, David Bowie, Blondie, etc. Fueron algunos de los primeros en aparecer en el canal de mayor influencia musical. Posteriormente Michael Jackson, Madonna, Rolling Stones, entre muchos más, dejaron de ser escépticos y se unieron a la nueva forma de escuchar música. Tener un video en el canal significaba dos cosas: eras lo suficientemente importante para tu disquera, ya que tener un videoclip era considerado un lujo; y que todos te verían y te conocerían para que posteriormente la fama tocara a tu puerta.

Para aquel entonces no todos contaban con un servicio de cable en EE.UU. y el disfrutar de MTV se convertiría en algo selecto y caro. Los VHS seguían a la orden y no todos los cantantes o bandas podían financiar un video. La década fue exacta para el inicio de MTV, ya que se pasaba por una transición de mensajes y reglas que la sociedad debía acomodar; sin embargo los jóvenes seguían sobrando y fue la creación del canal lo que les dio una identidad por largo tiempo.

MTV se caracterizó por ser dinámico, interactivo y monopolizante. En las dos primeras décadas desde su salida al aire, el canal elaboró un abanico completo de contenidos musicales para todos los gustos. En un inicio se trasmitía en su mayor parte rap y hip-hop; posteriormente apareció Video Hits 1 (VH1) que se encargaba de toda la música rock y pop de la época. Para la década de los noventa, MTV se expandió por todo el mundo y para 1993 llego a América Latina colocando al video “We Are Southamerican Rockers” de la banda chilena Los Prisioneros. Ahora no solo la industria estadounidense de la música había sido encantada por MTV, sino que Europa, Asía y América en su totalidad se habían rendido ante el monstruo de la cultura audiovisual.

Ganaba quien tuviera el video más caro, más producido y más impactante. Es por eso que los músicos y las disqueras se dieron a la tarea de buscar a los mejores productores de cine y televisión para que dirigieran, produjeran y realizaran sus videos. Los videos más trasmitidos por el canal son: “Thriller” de Michael Jackson, “Matador” de los Fabulosos Cadillacs, “Smells LikeTeen Spirit” de Nirvana, “Ray of Light” de Madonna e “Ingrata” de Café Tacvba.

Pero todo lo bueno tiene un fin: para inicios del siglo XXI la cadena de canales musicales decidió que era el momento de cambiar. Adiós a los videos musicales las 24 horas del día. Los tops ya no eran tan lucrativos y la nueva tecnología pedía más que simples videos. Los reality shows, los programas de revista, las series y animaciones comenzaron a dominar el canal dejando breves espacios para los videos y convirtiéndose en algo más general, pues la esencia del canal dejó de ser el rock and roll para convertirse en, simplemente y llanamente, televisión.

@MichelleGOMT

Deja un comentario