El Último Vecino: De un sonido de antaño al reconocimiento futuro.

El pasado 28 de febrero, El Último Vecino, agrupación originaria de Barcelona, España, se presentó por vez primera en México como parte del Festival Nrmal. Con un set que contempló la mayoría de sus temas, sorprendió con ritmos contagiosos que iban del techno al synth pop, cada uno envuelto en la personalidad que EÚV se ha preocupado por dar al proyecto durante sus tres años de existencia. Afónica Magazine platicó con los cuatro miembros, Gerard Alegre Dória, Bernat Castells Navarro, Pol Valls Baldiz y Manel Leal Roca sobre su proyecto y su visita a nuestro país.

La ciudad de México es la parada inicial de la que es la primera gira oficial de El Último Vecino. En el país tienen agendadas seis fechas en D.F. Monterrey y San Luis Potosí, una de ellas como teloneros de WhoMadeWho, para luego viajar para presentarse en el SXSW, de Austin, Texas. ¿Cómo fue el recibimiento?

Gerard: “El recibimiento fue espectacular. Bueno, hubo como dos recibimientos, al menos por mi parte, hubo el recibimiento en el festival que fue la ostia, porque había un montón de gente, y veíamos cómo se iba llenando el espacio, eso fue como súper gratificante. Y luego, pues la bienvenida al aeropuerto, un gran descanso, a nivel particular porque después de doce horas de pánico encima del cielo, casi beso el suelo”.

Pol: “Sí, lo de la gente, muy acogedora, hospitalaria. Y nada, al llegar y ver en el festival, gente pidiendo fotos, cantando las letras, desde ahí. Tampoco sabíamos muy bien cómo había llegado el proyecto hasta aquí, y no sé, ver todo lleno, y la gente bailando, pues fue muy fuerte”.

Y vaya que debió sorprender al grupo la forma en que su música iba logrando atraer a la gente al Escenario Azul del festival, contagiada por la influencia hipnótica de los sintetizadores a media tarde, limpios y contundentes, bajo una interpretación emotiva y sincera.

El gran pretexto para esta gira es Tu Casa Nueva, el maxi single editado en 2014 por Club Social y CANADÁ, que contiene tres canciones, “Tu Casa Nueva”, “Sin Ni Tan Siquiera”, y “Culebra, Columna y Estatua”, esta última en colaboración con Javiera Mena. El maxi single en general continúa con los ritmos bailables y sintetizadores atmosféricos, un pop bien combinado con letras intrigantes y sonidos que van desde el misterio hasta la emoción más viva.

¿Cómo fue el trabajo de creación de Tu Casa Nueva?

Bernat: “El trabajo en directo es de todos, pero la composición y esto, es de Gerard”.

Gerard: “Sí, yo creo que los discos que hagamos vamos a seguir haciéndolos como en el primero… Claro, cada vez vamos a llevar más tiempo juntos… o sea, yo compongo las canciones y hago de productor, pero si que hay veces que a la mejor nos ponemos a ensayar, y de Pol, de Manel, o de Bernat salen cosas que yo me tiro de los pelos en plan de ‘¡Joder! ¿Por qué no está esto en el disco?’ ¿Sabes? Entonces sí, rodar las canciones en el local de ensayo antes de grabarlas, eso también forma un poco parte de la producción, yo creo que participar un poco los cuatro en la producción de un directo está muy bien”.

Tanto en el primer álbum, como en el maxi single El Último Vecino no se enrolla en estructuras complicadas en cuanto a lírica, son sencillas, incluso repetitivas, ¿De qué tratan las letras de El Último Vecino?

Gerard: “¡Ostras!… Van de amor, creo yo. Van de amor, sí, y que el amor incluye al desamor también. O sea, cuando las hago van de los momentos de estar destrozado y no querer superarlo, o una vez que lo has superado. No sé, es que nunca nos habían hecho esta pregunta, creo…”

Bernat: “Pero es que es cierto, que si no sabes de que va, cuesta entender desde afuera, me imagino, no son muy claras, ¿No?”

Manel: “Yo pienso igual, yo sé que tienen un sentido, también son poéticas, en el sentido estético, de las palabras. Igual y no explican algo muy claro, yo sé que sí, pero yo al menos, del contenido al que se refiere, las veo más poéticas, en el sentido de belleza, las palabras”.

Gerard: “Claro. No cuentan una historia como ‘un día me levanté y me fui a no sé dónde’, no. No son letras así, o sea, no son narrativas, son más como de un vómito de sensaciones y que se van encadenando, porque forman parte de un mismo tema, yo pienso que quizás no se ha entendido lo que he dicho, pero es un poco lo que pienso” (risas).

En 2013 El Último Vecino editó su primer álbum en forma, los nueve temas que contiene fueron editados en un cassette limitado a 500 copias ahora agotadas. En esta ocasión Tu Casa Nueva fue editado en CD, ¿Tienen alguna preferencia por los formatos?

Gerard: “¡Hombre! Sí que tenemos preferencias en formatos”.

Pol: “Yo cassette y CD es lo que he vivido, vinilo no tanto”.

Bernat: “Yo uso vinil y CD en casa, o sea, con el cassette me encontré un poco en plan de ¿Esto cómo se escucha?” (risas).

Gerard: “Con el tema de los formatos, es un tema del que me gusta hablar. Porque, por ejemplo, yo de pequeño, ¿Cómo me hacía mis discos? Me los hacía en cassette, me los grababa de la radio y me hacía cassettes, entonces lo primero que para mi, era como la música real, la de verdad, la que me gustaba, siempre estaba en cassettes. Entonces pensé ‘Joder, si vamos a grabar un disco entonces que sea en cassette’. Y pues nada, hemos sacado esto así pues por recuerdo, supongo, y no sé, a lo mejor en el segundo LP podemos sacar un USB”.

Manel: “Un pendrive que ponga EÚV y ya está”.

Gerard: “No sé, ¿Por qué no?”.

EUV7502

La historia nos dice que este material nació a partir de la necesidad de Gerard Alegre Doria por crear, hacer, sonar. Para que luego se sumaran al proyecto tres más, pudiendo llevar así además su música al acto en directo. ¿Qué quiere hacer El Último Vecino con su música?

Bernat: “Yo creo que partimos de un punto que es Gerard con sus ideas y sus arreglos que tiene en su mente, entonces, cuando diseñamos el directo un poco nos ponemos los cuatro de acuerdo en plan de ‘vale, tú vas a hacer esto, yo voy hacer esto, tal…’, es lo que decíamos el otro día al preparar el directo, hacer frases que están hechas con sinte pues igual y las tenemos que pasar a guitarra, o al revés….”

Gerard: “Más a nivel de la estética, más ochentas que nos culpan a veces, y digo nos culpan pues lo han dicho tantas veces que ya cansa, pero sí que es verdad. Tanto yo a la hora de componer las canciones sin miedo a que la gente pueda decir ‘tienes estos referentes’, yo partí de me da igual lo que opinen sobre mis referencias, yo voy a hacer lo que me plazca. Y yo creo que al tener, más o menos, la misma edad los cuatro somos capaces de meternos en esa onda, que de pequeños se nos metió dentro, nos podía gustar más o menos, pero se nos metió de tanto escucharlo en la radio, en el coche de los padres, en cualquier sitio. Entonces, de momento es difícil huir de ese tecno pop que se nos dice que hacemos”.

Bernat: “Pero pienso que tampoco tenemos que huir, o sea, todo el mundo tiene referencias, música nueva, nueva, nunca se hace, la música se hace con base en algo”.

Gerard: “Bueno, tampoco es tanto de huir, sino que hacer una carrera a mediano plazo, de ir cambiando un poco, una evolución siempre es buena. En el primer disco hay canciones que suenan casi a música-máquina en algunos momentos. No es huir de eso, pero el pop más romántico lo tengo más en la cabeza que hace dos años. No sé, es ir viendo…”

Claro que es imposible huir de la música que directa o indirectamente oíamos de jóvenes, pero tampoco es que El Último Vecino esté plagiando ideas. Es tan suyo este trabajo que la portada de Tu Casa Nueva es creación también de Gerard Alegre. Esta cobertura hace pensar en una versión futurista del panteón romano, con columnas llenas de grecas, o grecas que recrean columnas en un espacio vacío y que a la vez, sostienen una pesada carga sobre ellas.¿Qué vemos en esta portada?

Gerard: “Es un templo. Un templo que no se sabe muy bien si es un templo porque en realidad está vacío por dentro. Y hay muchos símbolos en sus columnas, que tampoco se sabe muy bien lo que son. O sea, es misterio, básicamente. Pero es un poco oasis, porque en la portada se ve como una explanada grande, sin nada, y de golpe eso ahí. Sería como estar en el desierto y encontrar un oasis. Pero a la vez es que no hay nada dentro. Es como consuelo y misterio. Lo estoy pensando ahora”.

Y hablando de fachadas, la vestimenta es algo que no pasa desapercibido en El Último Vecino, es fácil recurrir a la idea de que su look es algo vintage, ¿Van de la mano imagen y sonido? ¿O es sólo su misma personalidad?

Pol: “Yo cojo la ropa de mi padre de cuando era joven” (risas).

Gerard: “Yo si que tengo que reconocer que soy muy esteta y me flipa la moda, me gusta mucho. Casi igual que la música,  o sea, música, arquitectura y moda son mis artes favoritas. Y a veces uno puede decir ‘Ah eres un fashion victim’ pero joder, me gusta. No sé, me siento cómodo, como fijándome mucho en lo que va a haber encima del escenario, lo que me voy a poner, creo que es muy importante, es como la fachada de una casa”.

El primer material de El Último Vecino fue editado en 2013 y aún puede ser escuchado en su totalidad en su sitio de Bandcamp, ¿Ya hay planes de hacer un nuevo álbum?

Gerard: “Obvio. Obvio, pero no sabemos cuándo. Más temprano que tarde. Porque si no, no sé, yo tengo un síndrome de Peter Pan que no me lo aguanto, y si van pasando los meses y no sacamos nada, me muerdo las uñas y acabo por los codos. ¡Joder! Claro que queremos sacar cosas nuevas ya”.

Esta es su primera gira, tan sólo el primer paso para un grupo de músicos que denotan aún tienen mucho que dar, a pesar de tener bien claro lo que quieren hacer Gerard Alegre y compañía, lo que ha dado su joven carrera nos hace estar expectantes de lo que sucederá con ellos próximamente, ¿Qué busca El Último Vecino para el futuro?

Bernat: “Muchos más viajes, ya de entrada”.

Pol: “Viajar más, tocar mucho”.

Manel: “Conocer gente, conciertos, ciudades…”

Gerard: “Yo no quiero parecer un prepotente pero a mí me gustaría mucho el reconocimiento, creo que no es malo querer reconocimiento. Querer popularidad creo que es muy malo y es vicioso, pero querer reconocimiento creo que es algo muy bueno, y que espero tengamos los cuatro, y si puede ser rápido, mejor”.

@aann_soblue