¿Cuándo es el mejor momento para conocer a un artista?

Bob Dylan

Shadows in the Night

Columbia Records; 2015

Cuando Bob Dylan anunció que, dentro de su nueva producción homenajearía a otro de los hércules de la música norteamericana, como Frank Sinatra, el mundo de la crítica volteó una vez más. Y no es que el hecho, por sí mismo, haga un alboroto mediático; sino el manejo que se logre del álbum. El constante deseo para que el disco no se quede en buenas intenciones. Es decir, un material que realmente proponga.

Desde Stay Whit Me, nos enteramos del rumbo que presenta Dylan, cada track, será llevado con un temperamento distinto, unos más finos, otros más empeñosos, calculando las necesidades de cada uno, a fin de no forzar ni la canción ni el arreglo. No se niega, por ningún momento el género que ha cobijado su trabajo por tantos años, el folk y el blues, se asoman, pero en momentos vitales para no perder el rigor de su sonido.

A lo largo de diez melodías, se repite la formula, “Full Moon Empty Arms”, es otra prueba. Dejar huella del entendimiento de su interpretación, asimismo, la madurez vocal que ha adquirido a lo largo de su trayectoria. Para hacer un buen tributo –primero– se debe conocer el trabajo a homologar, interiorizarlo y darle una nueva personalidad. Guste o no,  Bob lo descifró así.

“The Night We Called It a Day”, más oscura que las demás, sin embargo, dentro de la misma métrica, “la destreza viene a propósito del tema”, en este punto se pude pensar, ¿por qué no un material completamente nuevo? Y creo que va de acuerdo a lo que quería mostrar, en este sentido, el estadounidense quiso innovar con lo que no ha hecho (o al menos de modo formal), avanzando un escalón más para su capricho inalienable.

That Lucky Old Sun, guitarras más amigas, muy de Dylan, una ejecución agradable, pausada  y sin mayor apuro, en otro tiempo, bien podría haber sido el tema original. En este su trigésimo álbum de estudio, se exponen las ganas por aparecer; pero acompañado, de todos los temas que, de una manera u otra, influyeron en un momento en la vida del artista, sin reducirse al dominio artístico. Shadows In The Night, es quizás, de los discos más heterogéneos, y que se conservan unidos por una razón: la ambición de su interprete.

@Bocanegramiguel

Deja un comentario