Nigel Godrich: el artífice del sonido Radiohead

Detrás de toda gran banda, hay un gran productor. Aunque la música la hacen los músicos, su talento salvaje y desbocado (cuando lo hay) no siempre es suficiente. La música hoy también es industria, y una canción o un álbum no siempre son buenos por sí mismos. Además de valores estéticos o artísticos, se necesita de un buen producto. De ahí que la elección de cierto productor pueda determinar el camino que tomará una obra musical.

Radiohead es un buen ejemplo de esto. Una banda que (casi) todos conocemos y tiene a (casi) todo el mundo comiendo de su palma desde hace varios años. Han tenido éxito en llevar conceptos experimentales a un terreno mainstream (sin morir en el intento) y han influenciado mucho de lo que suena hoy en día. No lo han logrado solos: una gran parte del éxito de sus ambiciones musicales se puede atribuir a su larga y fructífera relación con Nigel Godrich.

Este también inglés a menudo es llamado el “sexto miembro” de Radiohead por la gran influencia que ha tenido en el desarrollo de su sonido tan característico. Godrich se ha desempeñado en la industria como productor, ingeniero de sonido y músico. Además de su trabajo con Radiohead, ha producido grabaciones para un buen número destacados artistas: Paul McCartney, Travis, Beck, Ride, Charlotte Gainsbourg, Pavement, Air, R.E.M., Metric y U2, entre otros.

Tampoco se conforma con estar encerrado en el estudio o detrás de la consola, por lo que recientemente ha saltado al escenario, primero como parte de Atoms for Peace (proyecto alterno de Thom Yorke) y después como líder de su propia banda, Ultraísta. Un hacedor de música, desde varios aspectos.

Godrich nació el 28 de febrero de 1971 en Londres, Inglaterra. Hijo de un supervisor de sonido para la BBC, siempre estuvo involucrado en la música. Primero como guitarrista (inspirado por Jimi Hendrix y Frank Zappa); posteriormente, cobró interés en la ingeniería de audio, por lo que estudió en la School of Audio Engineering. Su primer trabajo fue en el estudio Audio One en 1990, donde principalmente realizaba funciones de “tea boy” (término británico para “office boy”).

Cuando Audio One fue cerrado, Godrich se convirtió en el ingeniero de planta de Rak Studios por los siguientes cuatro años, donde conoció al afamado productor John Leckie, quien se encontraba produciendo una joya de la música popular contemporánea: The Bends (1995) de Radiohead. Fue ésta la primera ocasión que conoció y trabajo con ellos.

“John (Leckie) usaba Rak (Studios) frecuentemente porque era un gran estudio para grabar bandas, y yo era el ingeniero de planta, así que lo conocí por años. Fui ingeniero en un álbum de Ride, un álbum de Denim, y entonces me preguntó si quería trabajar con Radiohead.”

La grabación de The Bends ha sido descrita por Colin Greenwood, bajista de la banda, como “ocho semanas de infierno y tortura”. Sin embargo, durante el tiempo que duró este suplicio, Godrich probó suerte como productor por primera vez, durante los días que Leckie se ausentaba del estudio. Fue así que se grabaron algunos lados-B bajo la tutela de Godrich, incluyendo “Talk Show Host” y “Black Star”, la cual sería incluida en la versión final del álbum.

Después de la grabación de The Bends, Godrich abandonó Rak Studios para trabajar con Henry Binns (miembro de la banda Zero 7) en un colectivo de música electrónica llamado Shabang. Sin embargo, basados en su experiencia con The Bends, Radiohead decidiría apostar por él como productor de su siguiente disco, OK Computer (1997), a pesar de su inexperiencia. Radiohead es una banda que casi siempre ha tomado buenas decisiones, y esta fue probablemente la mejor.

Godrich y la banda aprovecharon la libertad total que les daría la disquera  y trabajaron en estudios improvisados sin la supervisión de algún productor veterano ni de la disquera. Eran los seis aprendiendo, destruyendo y echando a perder. El resultado todos lo conocemos. Su influencia es innegable si tomamos en cuenta que OK Computer es el disco en el que Radiohead encontró su sonido de una vez y para siempre.

Nigel Godrich es un productor un poco inusual. Su formación como ingeniero lo hace estar más cerca del proceso creativo y del artista. Más que un mandamás, se ha convertido en un compañero para Radiohead, contribuyendo con sus conocimientos para que los de Oxford a encontrar la forma correcta de grabar sus ideas. “Sólo puedo tener una banda como Radiohead con la que he trabajado todos estos años. Es una relación muy profunda. The Beatles sólo pudieron tener un George Martin; no podrían haber cambiado de productores en medio de su carrera. Todo el trabajo, confianza y conocimiento de cada uno habría sido tirado por la ventana y tendrían que empezar de nuevo.”

Además de su trabajo creador, Nigel Godrich ha mostrado su amor por la música en otras formas. Una, con su programa de televisión From The Basement, creada junto con Dilly Gent, en el que diversas bandas se presentan en vivo en un ambiente íntimo, sin presentador ni público. En las dos temporadas de este show desfilaron artistas de la talla de The White Stripes, The Shins, The Kills, Beck, Jarvis Cocker, Sonic Youth, PJ Harvey, Super Furry Animals, My Morning Jacket, Iggy Pop & The Stooges, Fleet Foxes, Queens of the Stone Age, The Fall y, por supuesto, Radiohead (de aquí salieron los famosos especiales In Rainbows – From the Basement y The King of Limbs: Live From the Basement).

Por otra parte, Godrich ha manifestado su inconformidad con los servicios de streaming de música por Internet, especialmente Spotify. A decir del productor, este modelo no beneficia a los nuevos artistas, quienes reciben una cantidad ínfima por las reproducciones que logran sus canciones. Como respuesta a esto, el disco solista de Thom Yorke (The Eraser, producido por Godrich), AMOK de Atoms for Peace y el debut homónimo de Ultraísta fueron retirados de Spotify.

Nigel Godrich es un hombre que siempre ha estado cercano a la música, ya sea arriba del escenario o en el estudio de grabación. Su trabajo es prueba de que las personas que están detrás de los reflectores pueden ser igual de importantes que los artistas que idolatramos. Tip: la próxima vez que escuchen-compren-descarguen un disco, investiguen quién es el productor. Ellos también son parte de lo que escuchas.

Homo sapiens | CDMX | Periodismo musical | Producción audiovisual

Deja un comentario